Como seran las cosechadoras del futuro?

Es muy probable que las cosechadoras del futuro terminen siendo bastante diferentes al concepto vanguardista que el diseñador industrial ruso Ilya Avakov publicó recientemente en el sitio Behance (cuya imagen ilustra esta nota).

No obstante, algunas de ideas generales planteadas en el concept ya se están mostrando en los desarrollos que se formulan en la actualidad.

Acaso la más impactante es la que supone la posibilidad de trabajar con máquinas totalmente robotizadas, que no requieran la participación de ningún operario.

Por lo pronto, las tendencias hacia una automatización integral de funciones de cosecha ya son una realidad.

Actualmente, las máquinas disponen de sensores que le permiten autoregularse en tiempo real y modificar sus prestaciones de acuerdo con las condiciones del cultivo y el terreno.

Ahora bien, siguiendo por este camino ¿llegará el momento en que la cosechadora podrá funcionar sin operario?

Manos libres

La pregunta cobra sentido a medida que aparecen en el mundo proyectos dirigidos a desarrollar cosechadoras autónomas.

Uno de los más avanzados es el que lleva adelante la empresa británica Precisión Decisions, que desarrolló junta a la junto a la universidad Harper Adams University una cosechadora que se maneja sola

La iniciativa forma parte del programa Hands Free Hectare, cuya meta es completar todo un ciclo agrícola con máquinas sin conductores

Experimento

Paralelamente, en Rusia, la compañía Cognitive Technologies se asoció con el coloso agroindustrial Rusagro  con el objetivo de probar cosechadoras autónomas.

La configuración incluye un sistema de control llamado Agrodroid, una cámara de video, una pantalla y cables de conexión.

La cámara y un software asociado identifican todo tipo de obstáculos: zonas sin recolectar versus zonas cosechadas, forrajes, árboles, caminos y personas.

Ventaja

Los operadores están presentes en las cabinas de las cosechadoras de Cognitive Technologies, pero el sistema de conducción autónoma les permite concentrarse en controlar los sistemas de cosecha.

A todo esto, el contratista holandés Huizing Harvest diseñó una cosechadora de arroz autónoma que se maneja a control remoto.

Más allá de estos adelantos tecnológicos, tal vez la clave esté en un informe de la FAO sobre el tema.

La organización sostiene que, aunque las máquinas agrícolas tengan un alto grado de automatización, siempre serán necesarias las personas para controlar procesos y resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *