Cuarentena, el sector agrícola y la agroindustria

Antes de la cuarentena, se lanzaron cifras bastante optimistas de crecimiento, de entre 6% y 7%, del mercado de productos para la protección de cultivos. Ahora toca replantearlas, ya que nada será igual en el futuro, sostuvo el director ejecutivo de Cultivida, Carlos Rodríguez Koch.

“Estamos en un momento de transición de cultivos, finalizando la campaña grande de la sierra, cultivos frutícolas en la costa (manzana, mango, melocotón) y arroz, donde la demanda de agroquímicos, en general, decrece”, comentó.

Indicó que de acuerdo con los reportes del Ministerio de Agricultura, los mercados en las ciudades están abastecidos, pero analizando lo que pasa con la papa, a escala nacional, vemos que existen cerca de 13.000 restaurantes de pollo a la brasa (todos cerrados) que usan la variedad Única para freír, mientras que los productores venden el kilogramo entre S/ 0.30 y S/ 0.50, precios por debajo de los costos de producción.

Añadió que hay distorsión de precios entre el agricultor y el consumidor, como es el caso de la mandarina, porque el productor vende desde S/ 0.80 céntimos a S/ 1.30 al intermediario y el consumidor compra a S/ 4.90, S/ 5 o S/ 6, dependiendo de si se trata del supermercado o del mercado tradicional.

La distribución de productos fitosanitarios juega un papel de suma importancia en la agricultura familiar, pues forma parte de la cadena de producción de alimentos. Su impacto se evidenció en la reducción del flujo de agricultores hacia los locales debido a problemas de transporte y la obtención del pase personal laboral. Algunos colaboradores se han negado a trabajar debido al temor de infectarse y las municipalidades han fijado horarios de atención.

Similar situación se presenta en la agroindustria, “tenemos actualmente en cosecha dos cultivos de palta y mandarina; se requiere mayores cantidades de unidades de transporte debido al distanciamiento social”.

La exportación de mandarinas, sobre todo satsumas, se inicia a fines de marzo; sus mercados son el norte de Europa, Reino Unido y Rusia. Al cierre de marzo del 2019, se exportaron 1.240 toneladas. Según el portal Top Info Marketing, este año, en dicho período, el total de satsumas apenas llegaba a las 400 toneladas, esto es un efecto directo del covid-19, pues la campaña es normal.

Situación diferente es la de la palta, que en general viene incrementando sus exportaciones. El portal Agrodata Perú, mediante el Senasa, informó que durante el primer trimestre del 2020 las exportaciones de palta alcanzaron las 36.412 toneladas, con lo que superó el volumen de exportación en comparación con las dos últimas campañas.

“Hay que ser optimista en el caso de la agroindustria: la campaña grande empieza con fuerza en el segundo semestre (uvas y arándanos) y esperemos que para ese entonces hayamos frenado el coronavirus”, finalizó.

Fuente: El Peruano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *