Día Mundial contra el Trabajo Infantil 2020: Debe prevenirse el trabajo infantil en la agricultura durante la pandemia de COVID-19 y con posterioridad

La FAO celebra hoy el Día Mundial contra el Trabajo Infantil haciendo hincapié en la necesidad imperiosa de intensificar los esfuerzos para evitar un aumento del trabajo infantil en la agricultura debido al efecto perjudicial -a nivel global- de la pandemia de COVID-19 en los medios de subsistencia, la educación y los sistemas alimentarios y sanitarios.

La celebración de este año se ha centrado en explorar medidas para mitigar el trabajo infantil a través de programas de medios de vida y ayuda alimentaria, protección social, sanidad y educación que eviten que los niños paguen las consecuencias de la crisis sanitaria. La FAO -junto con sus asociados- promueve estas iniciativas como parte de sus esfuerzos para garantizar condiciones de empleo decente en los sectores agrícolas.

Ya antes de la pandemia, más del 70 por ciento del trabajo infantil -108 millones de niños y niñas en todo el mundo- se desarrollaba en los sectores agrícolas, incluidos pesca y acuicultura, silvicultura, ganadería y agricultura.

Es probable que la COVID-19 agrave aún más esta situación y haga que más niños dejen de ir a la escuela y se dediquen al trabajo infantil. Desde el estallido de la crisis, más de 320 millones de niños han dejado de tener acceso a almuerzos escolares.

Debido al cierre de escuelas y a las dificultades económicas a las que se enfrentan los hogares a causa de la pandemia, es posible que los niños sean obligados a trabajar en condiciones perjudiciales e inaceptables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *