La quinua ya es un producto habitual en EE.UU., pero consumo per cápita es bajo

La quinua puede considerarse ya un producto habitual en el mercado estadounidense encontrándose prácticamente en todo supermercado y en diferentes presentaciones, pero su consumo per cápita aún es bajo, afirmó la Oficina Comercial del Perú (Ocex) en Los Ángeles.

En ese sentido, afirmó que las oportunidades para el aumento del consumo de quinua son muy importantes aún, no solo teniendo en cuenta el bajo consumo per cápita actual sino también cierta tendencia a la reducción del precio; lo que permite que más presentaciones de quinua estén apareciendo buscando segmentos más amplios del mercado.

Suzanne Somers, actriz experta en alimentación saludable entrevistada por esta oficina comercial, señaló que en prácticamente todos los restaurantes dirigidos a la generación millennial hay tazones de ensaladas que tienen como una de sus bases la quinua.

Ella considera que la población norteamericana continuará aumentando su consumo de quinua, dado que conoce bien sus propiedades nutricionales. Su recomendación era que los norteamericanos deberían consumir quinua unas tres veces por semana, meta aún bastante lejana para la mayoría de la población.

Para asegurar un mayor y continuo uso de este grano andino se requiere un precio estable y competitivo frente a otros alimentos de consumo diario, y poner el producto a disposición de los consumidores en diversas presentaciones.

Mejorar oferta Desarrollar productos de fácil consumo a base de quinua sería una estrategia que las empresas peruanas están implementando en el principal mercado consumidor del mundo, asociándose para ello en muchos casos con marcas locales bastante innovadoras.

Dentro de los productos listos para ser consumidos o “ready to eat” que se encuentran en el mercado estadounidense, diferentes marcas como Kitchen of Love, Earthly Grain y Del Monte cuentan con atractivas presentaciones producidas en el Perú listas para comer.

Éstos tienen un peso de alrededor de 200 gramos y se venden a US$ 3.99 la unidad, lo que implicaría un precio del orden de los US$ 20 por kilo al consumidor final.

Otro ejemplo de producto de fácil preparación es el de la marca Keen One, que ofrece envases individuales a los cuales se les agrega agua hirviendo y la comida se rehidrata y queda lista para consumir.

En ese caso, el precio por kilo podría elevarse incluso por encima de los US$ 50, pero debe tenerse en cuenta que son porciones individuales de muy poco peso.

Otra categoría que podría contribuir al aumento del consumo de quinua son los productos de la línea de alimentación exclusivamente en base de plantas.

De acuerdo con la “Plant Base Food Association”, las ventas de alimentos que sustituyen los productos animales sumaron US$ 5,000 millones durante el 2019, siendo sus categorías más importantes las leches vegetales y las imitaciones de carne, con US$ 1,858 millones y US$ 801 millones en ventas, respectivamente.

Estas líneas vienen teniendo un crecimiento muy rápido y esta oficina comercial consultó durante el último Winter Fancy Food de San Francisco a dos importantes productores de carnes vegetales sobre la posibilidad de usar quinua en sus nuevas formulaciones: una respondió que la estaba evaluando, mientras que la segunda aseguró que ya había incluido quinua en su siguiente presentación.

Consumo Según un artículo publicado en febrero de este año en la revista Global Trade, en Bolivia se registraron los niveles anuales más altos de consumo per cápita de quinua (3.6 kg por persona), seguida por el Perú (1.1 kg), mientras que Canadá (285 gr) y Australia (109 gr) ocupan los siguientes dos puestos.

Y el consumo mundial de quinua promedio per cápita fue estimado en apenas 19 gr por persona al año. El análisis realizado por esta publicación para el año 2018, señala que Estados Unidos es el principal importador de quinua, con un volumen de 34,000 toneladas, que fue aproximadamente el 40% del total mundial negociado.

Canadá (10,559 toneladas) ocupa el segundo lugar en términos de las importaciones totales con una participación de 13%, seguido de Francia (11%), los Países Bajos (5.6%), Italia (5.4%) y el Reino Unido (4.9%).

Les siguen como importadores menores Australia (2,736 toneladas), Israel (1,963 toneladas), Brasil (1,799 toneladas), Chile (1,645 toneladas) y Austria (1,270 toneladas).

En términos de valor, Perú (US$ 126 millones), Bolivia (US$ 81 millones) y los Países Bajos (US$ 23 millones) fueron los países con mayores niveles de exportaciones en ese mismo año, representando el 84% de las exportaciones mundiales.

A estos países les siguieron Estados Unidos, Francia, Italia y Ecuador, que en conjunto representaron un 12% según la misma fuente, que incluiría también casos de reexportación de quinua.

Fuente: gestion.pe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *