Producción de pisco de campaña 2021 en riesgo por caída de ingresos

El sector pisquero se encuentra en estado crítico a raíz de la pandemia del coronavirus. Marco Zúñiga, presidente de la Asociación Nacional de Productores de Pisco, sostuvo que la próxima campaña de producción de esta bebida está en riesgo, puesto que se requerirá invertir en ella y el sector no cuenta con los recursos, debido a la gran caída de sus ingresos.

Si bien para los medianos y grandes productores de pisco la caída de las ventas los ha dejado gravemente afectados, los pequeños agricultores que cultivan uva pisquera corren el riesgo de desaparecer, sostiene José Moquillaza, productor de esta bebida y embajador de la Marca Perú para el pisco.

Como se recuerda, el inicio de la cuarentena (el 16 de marzo) coincidió con el periodo de vendimia de este año (febrero y marzo). Por ello, la producción se paralizó totalmente durante algunas semanas y se reanudó de manera parcial, puesto que cada productor necesitó de un permiso especial emitido por el Ministerio de la Producción (Produce) para elaborar esta bebida bandera.

Según Moquillaza, en el sector se estima que por estas dificultades la producción de pisco se redujo en un 30% en relación con la obtenida el año pasado, pero señala que en el caso de los pequeños agricultores la caída debió de ser de hasta un 50%.

Asimismo, sostuvo que la mayoría de los pequeños agricultores no pudieron ser incluidos en la primera etapa del programa Reactiva Perú, porque no cumplían los requisitos establecidos.

“Una parte de los pequeños agricultores no pudo cosechar porque no había gente para cosechar y la policía no dejaba movilizarse a los trabajadores. Y muchos de los que además producían el pisco, no lograron obtener la autorización para hacerlo. Entonces, ellos han vendido sus uvas a precios reducidos”, explicó.

Desde su punto de vista, el mayor riesgo es que estos productores dejen de lado el cultivo y la elaboración de esta bebida, y migren hacia otros productos. “Se necesita un salvataje especial para el sector, para evitar que se pierda parte de nuestra tradición. Si se pierde parte de los cultivos, en los próximos años va a ser muy difícil recuperar los niveles que teníamos antes”, agregó.

Martín Santa María, presidente de la Academia Peruana del Pisco, señaló que en el país hay alrededor de 10 marcas que concentran el 90% de la producción de pisco y el otro 10% corresponde a unos 500 pequeños productores con autorización para usar la denominación de origen.

Aunque evitó precisar cuánto podría haber caído la producción de pisco este año, sostuvo que sin duda la caída ha sido significativa y la recuperación no se daría este año, puesto que si bien las bodegas han podido iniciar sus ventas por medio del comercio electrónico, esto solo tendría un pequeño impacto en el sector, por ser un canal nuevo y debido a la reducción de los ingresos de los hogares.

Señaló que el sector realmente logrará recuperarse a medida que se reactiven sus canales de comercio tradicionales, como los restaurantes y los bares. “El sector se va a recuperar, sí, pero va a tomar más tiempo que otros sectores. Este año no va a tener una recuperación considerable. Va a ir de la mano de los canales de venta”, expresó.

Por su parte, Zúñiga coincidió en que los más afectados son los pequeños agricultores y productores, que no han podido acceder a los créditos y no cuentan con recursos económicos para la siguiente campaña.

“La campaña agrícola (para la producción del 2021) ya está por empezar y los agricultores no tienen recursos para invertir en la poda, por ejemplo, que es el primer paso. Entonces, la campaña siguiente está en riesgo”, advirtió.

De acuerdo con sus cálculos, en un año regular se producen en el país entre seis y 10 millones de litros de pisco, pero este año el volumen habría sido mucho menor.

Fuente: gestion.pe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *