febrero 23, 2024

Agricultura peruana: asegurando la sostenibilidad ante incertidumbres climáticas

El sector agrícola en Perú enfrenta riesgos crecientes debido a anomalías climatológicas como El Niño. Actualmente, solo el 40.92% de las 4.16 millones de hectáreas sembradas en el país están aseguradas. La Positiva Seguros detalla que 1.7 millones de hectáreas cuentan con seguro, de las cuales el 40.29% está protegido por el Seguro Agrícola Catastrófico (SAC) para la campaña 2023-2024. Sin embargo, hay preocupación por las áreas sin seguro, especialmente para agricultores con menos de 10 hectáreas, ya que aún no existe un padrón nacional en el país.

El SAC, 100% subsidiado por el Estado, cubre diversos riesgos climatológicos y se contrata a nivel del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego para áreas específicas y cultivos. Este seguro beneficia a agricultores en situación de subsistencia con menos de 10 hectáreas, abarcando eventos como inundaciones, sequías, huaycos, terremotos, plagas y más. En la última campaña, las indemnizaciones por riesgos climatológicos sumaron S/ 36.55 millones y beneficiaron a 127,014 productores agrarios.

Por otro lado, el seguro agrícola comercial o de rendimiento se contrata a través de microfinancieras y es subsidiado en un 80% por el Estado para agricultores con hasta 10 hectáreas. Aquellos con más de 10 hectáreas deben pagar la prima completa. Solo el 12% de los agricultores accede a préstamos del sistema financiero, y se busca llegar a los que no tienen crédito a través de juntas de regantes. Este seguro cubre riesgos climatológicos y ofrece coberturas adicionales ante erupciones volcánicas y terremotos.

En el contexto del reciente ciclón Yaku, el Ministerio procura asegurar todos los cultivos posibles, ya que la falta de cobertura afectó a algunos sembríos. Las indemnizaciones por este evento alcanzaron S/ 4.4 millones para 5,515 hectáreas. En resumen, la nota destaca la importancia de asegurar la agricultura ante los crecientes riesgos climatológicos en Perú, con especial atención a los pequeños agricultores y la necesidad de una cobertura más amplia para garantizar la sostenibilidad del sector.