diciembre 6, 2023

Probabilidad de El Niño fuerte aumenta: las medidas para ‘salvar’ logística del agro

Las probabilidades de ocurrencia de un fenómeno de El Niño costero de magnitud fuerte durante el verano (diciembre 2023 – marzo 2024) subieron. El último reporte de la Comisión Multisectorial encargada del Estudio Nacional del Fenómeno “El Niño” (Enfen) las elevó desde un 25% hasta 35%.

“Para el verano de 2024, bajo el escenario de El Niño costero, es probable la ocurrencia de lluvias por encima de lo normal en la costa norte y la sierra norte (de Perú), sin descartar lluvias intensas especialmente en la región noroccidental del país”, señala el reporte que se actualiza cada 15 días, siendo el próximo el 13 de octubre.

El presidente de la Asociación de Gremios Productores Agrarios del Perú (AGAP), Gabriel Amaro, señaló a Gestión que la logística en el sector agro es una de las aristas más afectadas cuando se presenta el fenómeno de El Niño en el país.

Según explicó, cuando se producen lluvias intensas -como las que se esperan en los próximos meses (no solo en el 2024, sino también entre octubre y diciembre del 2023)-, las carreteras y puentes son los primeras en ser bloqueados, dificultando la cadena logística de diversos cultivos, de manera que se complica la llegada hacia los puertos donde los productos deben ser embarcados para ser exportados.

Implementación del cabotaje

Amaro consideró que se debe identificar alternativas al tránsito terrestre, siendo una de ellas la implementación del cabotaje en el país, que implica el transporte marítimo de carga y pasajeros embarcado y desembarcado en puertos nacionales dentro del litoral peruano.

“Si hubiera habido cabotaje cuando bloquearon las carreteras entre diciembre del 2022 e inicios de este año – situación que impactó al sector agro- desde el sur se hubiera embarcado por el puerto de Paracas en Ica y desde ahí hasta el puerto del Callao. Era una vía que tranquilamente se hubiera utilizado”, dijo.

Cabe recordar que el Poder Ejecutivo ha presentado al Congreso el proyecto de Ley N° 5175/2022-PE para promover el cabotaje y a la fecha se encuentra en la Comisión de Transporte del Parlamento.
El representante del gremio también señaló que los tres niveles de gobierno (Nacional, locales y regionales) deben tener maquinaria y equipos suficientes en las zonas ya conocidas donde se producirán las lluvias para estar prevenidos ante la eventualidad del cierre de vías.

“Las lluvias no solo afecta la parte logística de las empresas agroindustriales o agroexportadoras, sino, el tránsito de los proveedores de los insumos nacionales”, explicó.

Puentes Bailey y almacenamiento

En línea con AGAP, el extitular del Ministerio de Agricultura (hoy Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego –
Midagri), Juan Manuel Benites, dijo a Gestión que se debe acelerar la implementación del cabotaje en el país, aprovechando los 12 puertos nacionales que tiene el país.

“En caso de emergencia, cualquier iniciativa (legislativa) puede tener un marco regulatorio que lo exime de las formalidades (aprobación en comisiones). Pero si podemos tener un marco regulatorio anticipado, mejor”, manifestó.

Benites agregó que la infraestructura de transporte terrestre ha crecido de manera importante, pero también se deben prever de rutas alternas en los puntos críticos que serían afectados por las precipitaciones.

En ese sentido, señaló que ante la interrupción del tránsito de carreteras y puentes provocadas por las lluvias, se debe contar con puentes Bailey (puentes portátiles, provisionales).

“Estos son puentes de fácil armado, no requieren de una infraestructura muy compleja. Son provisionales y luego se cambian por puentes definitivos. Es importante conocer ahora la disponibilidad de stock de esos puentes o si se realizará la compra de ellos”, refirió.

El extitular del sector agrícola consideró que se debe contar con un Plan de Almacenamiento en coordinación con las grandes empresas -principalmente los supermercados en la costa- para usar los almacenes disponibles y manejar una logística más ordenada.

Datos y cifras

El Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur) adelantó que El Niño costero impactará en las
agroexportaciones peruanas y no se alcanzará la meta de los US$ 11,000 millones para este año.

En octubre próximo se dará a conocer una primera estimación del impacto de esta anomalía climática sobre los envíos agrarios, que en el 2022 sumaron cerca de US$ 9,800 millones.

El Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) ha advertido que será un año muy malo para la agricultura, “el peor en 26 años”.

Gestión