marzo 3, 2024

Desafíos climáticos y sociales impactan la agroexportación peruana en 2023

En 2023, las expectativas positivas para la agroexportación peruana se vieron opacadas por desafíos climáticos, manifestaciones sociales y problemas logísticos. A pesar de la meta inicial de alcanzar los US$ 11,000 millones en despachos, el año se caracterizó por graves daños en los cultivos debido a fuertes precipitaciones y altas temperaturas asociadas al fenómeno El Niño. Las protestas y conflictos sociales a principios de año afectaron la cadena productiva, especialmente para la uva y el mango. A mediados de año, las proyecciones se ajustaron a la baja, y la prioridad pasó de un crecimiento significativo a evitar una caída estrepitosa al cierre del año.

Hasta octubre de 2023, las agroexportaciones sumaron US$ 7,431 millones, un 5.6% menos que el año anterior. Aunque algunos productos líderes resistieron la difícil situación, la palta mostró un crecimiento inicial impresionante pero se vio limitada por daños en los campos debido a las lluvias. A pesar de ello, se espera que al cierre del año mantenga un crecimiento del 3% en valor. En contraste, el arándano sufrió una caída del 30% en volumen hasta octubre, pero los altos precios lograron compensar parcialmente la disminución en el valor de las exportaciones.

La uva logró mantenerse en positivo, presentando un fuerte adelanto en los envíos durante la nueva campaña, con un crecimiento del 32% hasta octubre. Sin embargo, se prevé una fuerte caída en los envíos para el 2024 debido a los adelantos de despachos. La dinámica de las agroexportaciones a lo largo del año mostró que los primeros tres trimestres fueron afectados por conflictos sociales, precipitaciones y altas temperaturas, impactando negativamente la producción. Aunque el último trimestre presentó una recuperación en los envíos, aún estuvieron por debajo del año anterior.

Con el 2023 a punto de finalizar, los envíos se acercan a los US$ 10,000 millones, pero el resultado final dependerá del mantenimiento del adelanto de la campaña de uva y los precios en el mercado internacional. El estimado actual es cerrar en US$ 9,700 millones, una cifra similar al año anterior. En perspectiva, el sector agroexportador enfrentó desafíos significativos, pero logró sortearlos de manera relativamente exitosa. Ahora, las miradas están puestas en el 2024 y las incertidumbres que pueda traer consigo.