marzo 1, 2024

Mercado laboral con tres trimestres en “rojo”, ¿Cuáles son los sectores más golpeados?

Hubo una pérdida de 156,733 puestos de trabajo a nivel nacional en el tercer trimestre, de acuerdo a la Encuesta Permanente de Empleo Nacional (EPEN).

Al igual que la economía peruana, el mercado laboral del país también acumula tres trimestres en “rojo”, según la Encuesta Permanente de Empleo Nacional (EPEN).

Con datos del EPEN, el empleo a nivel nacional se contrajo a 17,207,230 personas durante el tercer trimestre del año, lo que representó una pérdida de 156,733 puestos de trabajo en relación con el mismo periodo de 2022.

Para ComexPerú, la falta de crecimiento e inversión restringe las oportunidades de empleo en el país, lo cual se observa en el incremento de la tasa de desempleo, que ascendió al 5.1% y superó los resultados del año previo en la gran mayoría de los departamentos.

Asimismo, el gremio empresarial indicó que, en las localidades urbanas, el problema radica en la complicada coyuntura que limita las contrataciones formales y aumenta el desempleo.

Sin embargo, precisó que en las zonas rurales la situación es más grave, ya que los puestos de trabajo disminuyeron considerablemente. En detalle, el empleo rural se redujo a 2,773,661 (-20.9%) personas, lo cual significó una pérdida de 735,049 puestos de trabajo, aunque esto fue compensando parcialmente por el mayor empleo urbano.

La mayor parte de este resultado se explica por el desempeño del sector agropecuario, con 2,103,508 empleos (-20.2%); es decir, 530,881 puestos de trabajo menos, y que, en términos de producción a nivel nacional, acumula ocho meses consecutivos de resultados negativos debido a las condiciones climáticas adversas.

¿A quiénes afecta más?
ComexPerú comentó que, si consideramos que la contratación formal, que se concentra en las zonas urbanas, está desacelerándose en los trabajadores no calificados (sin educación superior técnica o universitaria), es evidente que el menor desempeño del mercado laboral está afectando más a los trabajadores con mayor nivel de vulnerabilidad.

“Este grupo, al igual que el mercado laboral rural, se caracteriza por su mayor exposición a la informalidad laboral, la cual aumentaría durante este año si se mantiene el desempeño económico negativo que actualmente enfrenta el país”, apuntó.

Cabe señalar que, en la última encuesta de expectativas macroeconómicas, realizada por el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) en octubre, los analistas económicos estimaron un crecimiento del 0.1% para el PBI este año, con lo que ComexPerú estima que el mercado laboral peruano sufrirá su primera contracción en las últimas dos décadas, con excepción del año de la pandemia.

¿Qué sector tendría mayor contracción?
El gremio empresarial señaló que el sector que reportaría una mayor contracción en cantidad de puestos de trabajo sería el agropecuario, que durante el tercer trimestre explicaba casi un cuarto de todo el empleo nacional, pero acumula una contracción económica del 3.6% a septiembre.

Agregó que este desempeño se explicaría por las condiciones climáticas adversas causadas por el fenómeno de El Niño costero (mayores temperaturas en la costa) y El Niño global (ausencia de lluvias en la sierra), situación que pone en riesgo la actual campaña agrícola, lo cual limitaría la recuperación del empleo en este sector durante 2024.

Detalló que desde la pandemia, el sector atraviesa una coyuntura más complicada con las modificaciones al régimen laboral agrario, el alza del precio de los fertilizantes y, ahora, los fenómenos climáticos adversos, que amenazan con ser más frecuentes. “

“Por ello, es fundamental revisar la capacidad de contratación formal del sector que más empleo genera en el país”, sugirió.

En ese sector, durante septiembre de este año, la agroexportación generó 410,000 empleos formales, lo cual representa el 83.5% de todos los empleos formales del rubro. Esta cifra supera ampliamente la participación de las exportaciones en el empleo de los sectores manufactura (57.5%), comercio (24.1%) y servicios (11.6%).

“Si consideramos que, en el sector formal agropecuario —según estimaciones del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE)—, casi 9 de cada 10 trabajadores pertenecen a una empresa con más de 100 empleados, resulta evidente que los requisitos para ser formal son imposibles de cumplir para las empresas de menor productividad, las cuales representan la gran mayoría de este sector”, aseveró.

De acuerdo con estimaciones del MTPE, el régimen laboral agrario vigente representa un costo laboral adicional del 87.2% del salario pagado al trabajador, debido a que es el único régimen que considera una bonificación especial equivalente al 30% del salario.

Según Comex, este régimen, que busca favorecer la contratación en el sector menos productivo del país, pero que más empleo genera, enfrenta un costo laboral adicional de 25 puntos porcentuales en comparación con el régimen general.

“Es decir, para contratar un trabajador formal con el régimen laboral agrario se debe pagar un 25% adicional del salario establecido, en comparación con lo que se pagaría al mismo trabajador en el régimen general, que está diseñado para las empresas más grandes del país”, aseveró.

Otro rubro que preocupa es la manufactura, que generó 1.4 millones de empleos en el tercer trimestre, pero acumula una contracción en PBI del 7.1%, debido al menor consumo.

A esto se le suma el sector construcción (1.2 millones de empleos), con una caída en la producción del 9.3%, por causa de la menor inversión privada. El bajo desempeño económico está afectando a sector importantes para la generación de empleo en el país, analizó Comex Perú.

Fuente : Gestión .