diciembre 2, 2022

Cajamarca: Estado asigna S/ 81.6 millones para financiar proyectos productivos de Foncodes

Un total de 13,979 familias de comunidades rurales de Cajamarca se benefician con mayor seguridad alimentaria, ingresos económicos sostenibles y mejores oportunidades para enfrentar la pobreza gracias al financiamiento y asistencia técnica que les da el Estado a través del Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social (Foncodes) con el proyecto Haku Wiñay/Noa Jayatai.

Foncodes destacó que ahora, las familias usuarias cuentan con tecnologías productivas diversas como riego por aspersión, por microaspersión y por goteo; cultivos de hortalizas a campo abierto y en fitotoldos; crianza tecnificada de animales menores (cuyes y gallinas); cultivo de granos, tubérculos andinos y forraje (pastos asociados); también producción de abonos orgánicos (compost, biol). Asimismo, cuentan con cocinas mejoradas a leña y bosta; módulo para el consumo de agua segura (hervida); y para la disposición de residuos sólidos (reciclaje).

En todas estas actividades tienen el acompañamiento permanente de un yachachiq (el que sabe y enseña), líderes locales con conocimientos en agropecuaria.

Además, gestionan sus propios emprendimientos de diversos rubros: agropecuarios, artesanía y servicios. Para este fin, de organizan en grupos de interés, participan en concursos de negocios rurales inclusivos y obtienen un capital para la compra de materiales e insumos. Un especialista les brinda capacitación y asistencia técnica en todo el proceso productivo hasta la venta al mercado.

Actualmente, Foncodes a través de la Unidad Territorial Cajamarca, con un presupuesto de S/ 81.6 millones, financia 68 proyectos productivos para familias de comunidades rurales de los distritos de Huasmín, Sorochuco, Chumuch, Cochabamba, Santa Cruz de Toledo, Sitacocha, Anguia, José Sabogal, Cajabamba, Condebamba, Encañada, Llacanora, Matara, Celendín, Miguel Iglesias, Sucre, Chimban, Chota, Conchán, Tacabamba, Bambamarca, Cachachi, Asunción, Cospán, San Juan, Cortegana, Oxamarca, Utco, Calquis, El Prado, San Silvestre de Cocha y San Pablo pertenecientes a las provincia de Celendín, Chota, Contumazá, Cajabamba, San Marcos, Hualgayoc, Cajamarca, San Miguel y San Pablo.

También se ha puesto en marcha 107 emprendimientos rurales inclusivos de diversos rubros (agropecuario, artesanal y servicios), en los que participan 333 familias organizadas en grupos de interés con sus ideas de negocios.

Del mismo modo, otros 94 proyectos productivos están culminados, los cuales fueron ejecutados con un presupuesto de 49 millones de soles para 12,283 hogares usuarios de Haku Wiñay en comunidades rurales de los distritos de Condebamba, Namora, Chalamarca, Cachachi, Lajas, Bambamarca, Hualgayoc, José Sabogal, Chetilla, Chiguirip, Chota, Tacabamba, José Manuel Quiroz, Cajamarca, Jesús, Baños del Inca, Cortegana, La Libertad de Pallán, Paccha, Contumaza y Llapa en las provincias de Cajabamba, Cajamarca, Chota, Hualgayoc, San Marcos, Celendín, Contumaza y San Miguel. Asimismo, se han implementado 813 pequeños negocios inclusivos, en los que trabajan 3,204 familias.

Todas estas familias cajamarquinas han fortalecido sus capacidades y habilidades productivas, y con creatividad y esfuerzo han impulsado sus propios emprendimientos. De esta forma, tienen mejores oportunidades para enfrentar la pobreza al haber diversificado sus ingresos monetarios y no monetarios.

Lo más importante es que, ahora, las familias tienen seguridad alimentaria y el excedente de su producción llevan para la venta al mercado, obteniendo ingresos económicos, destinados para la educación de sus hijos y otros gastos del hogar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.