octubre 3, 2022

¿Cómo hacer sostenible la producción del cultivo de palta en el Perú?

Como consecuencia del incremento de la demanda en el mercado mundial, la palta viene siendo una fruta con tendencia al alza, convirtiendo al Perú en uno de sus principales exportadores.

Según la Asociación de Productores de Palta Hass del Perú, las exportaciones peruanas de la variedad Hass pueden alcanzar las 515,000 toneladas en la campaña 2022.  

Por ello es importante cuidar aspectos claves para lograr un cultivo de calidad con una producción más sustentable, afirma el jefe de campo del Fundo Los Patos de la Agrícola Mapa, Gustavo Sosa. 

Evaluar el suelo antes de cultivar  

Señala que el crecimiento vegetativo de la palta está estrechamente relacionado con la disponibilidad de agua en el suelo, ya que el déficit hídrico puede afectar su crecimiento.  

Esto ocasiona que sea importante conocer la situación del suelo antes de cultivar. Una práctica común para obtener información fiable y completa del suelo es la calicata.  

Este método consiste en una inspección visual del terreno “in situ” para tomar muestras y realizar ensayos de campo, a través de una excavación pequeña o mediana dentro de este.  

De esta forma se puede determinar si el terreno es ideal para la siembra, logrando ahorrar el recurso hídrico dentro de la campaña, haciéndola más sostenible.  

Hay que considerar que si se siembra en un terreno no apto, puede afectarse la uniformidad de plantas, así como existir una asfixia radicular y un decaimiento del crecimiento y disparidad de desarrollo del cultivo.  

“Nosotros nos apoyamos en plataformas de monitoreo de riego para ver los perfiles del suelo dentro de nuestro campo. En este caso, la información proveniente de la plataforma de  Kilimo que monitorea el riego en los cultivos, es nuestro punto de referencia para efectuar los riegos dentro del campo” comentó Sosa.  

Frecuencia y volumen de riego 

Indica que no se puede abordar el tema de sostenibilidad en la producción agrícola, sino se habla de la gestión del recurso hídrico dentro.  

“En ese sentido, cuando nos referimos al riego, hay tres factores fundamentales dentro del cultivo: el suelo, la atmósfera y la planta”, dijo.  

Comenta que el primero además de proveer la oxigenación, es el reservorio del agua de lluvia y de riego. El segundo y tercero son la fuente de demanda de agua y la conductora del recurso hídrico entre el suelo y la atmósfera, respectivamente.  

Para Sosa, si bien la gestión hídrica dentro del campo es un desafío, el riego se está simplificando gracias a la tecnología. El productor comenta que con el soporte de herramientas digitales, ha logrado la frecuencia y volumen de riego para hacer una producción más sostenible con impacto en un uso menor de recursos. 

Por su parte, el cofundador de Kilimo Rodrigo Tissera, comenta que cada vez más agricultores están apostando por la innovación dentro de sus campos.  

“Una gestión más integral permitirá no solo traer grandes beneficios en torno al ahorro de recursos dentro de la producción, sino también para el medioambiente”, dijo. 

“Vemos que, desde hace unos años, la agricultura está viviendo una revolución tecnológica. Los productores peruanos vienen haciendo un gran trabajo para estar a la vanguardia y el mundo ya los considera una referencia”, mencionó.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.