febrero 7, 2023

¿Conoce los beneficios ambientales del bambú?

El bambú aparece en diversas manifestaciones culturales milenarias en países asiáticos; y en el Perú, esta situación no es la excepción. Existe información sobre la presencia del uso del bambú desde la época pre inca en Caral, en la época colonial; y en la actualidad, su uso continúa. Sin embargo, la gestión efectiva del recurso es limitada y a pesar de que contribuye a la economía familiar, su desarrollo no es óptimo, ni visible en el país.

Beneficios ambientales

La utilidad del bambú es ampliamente reconocida en la defensa o protección de fajas marginales que son vulnerables durante la época de lluvias al aumentar el nivel y fuerza del agua (caudal), ocasionando desbordes y derrumbes. Debido a que su sistema de raíces y rizomas -junto con la materia orgánica- ayudan a armar y sostener el suelo, el bambú puede evitar los desprendimientos de tierra e inundaciones.

Por otro lado, en terrenos con pendientes pronunciadas y sin cobertura vegetal, aporta al suelo biomasa que -junto con el sistema de raíces- ayudan a disminuir la erosión de la superficie al estabilizar laderas y taludes, evitando huaicos y deslizamientos. Así se reduce la vulnerabilidad.

Propicia la regulación de caudales y la protección del suelo, pues por medio de los rizomas y las hojas en descomposición -se parece a una esponja- evita que el agua fluya de manera rápida y continua. Es así como el agua proveniente de precipitaciones cae y permanece en él por más tiempo, para luego filtrarse finalmente en el suelo. Además, forman ecosistemas donde convive abundante flora y fauna, de la que se ha registrado diversidad de insectos, aves y hasta anfibios (Carmiol Umaña, 2009).

Otras contribuciones ambientales del bambú se muestran en la recuperación de suelos pobres, pues debido a su rápido crecimiento producen abundante materia orgánica que se reincorpora al suelo, ayudando a recuperar los nutrientes perdidos.

Igualmente, en la captura de carbono por tener un proceso de desarrollo y crecimiento más acelerado en comparación con otros cultivos, aportando a la disminución de los efectos del cambio climático (NRDUNISS, 2017). Al crecer más rápido que los árboles, es extremadamente eficaz para capturar carbono (INBAR, 2014). Un estudio de carbón realizado en bosques naturales de Ucayali definió que la biomasa área del bambú almacena 107.73 ± 17.59 t C ha (García Soria y Del Castillo-Torres, 2015).

En un estudio realizado en los departamentos de San Martín y Pasco (selva norte y central del Perú) sobre los servicios ecosistémicos de bosques naturales y sistemas mixtos con plantaciones de bambú, se identificó al suministro de agua dulce, regulación de inundaciones y mitigación de deslizamientos de tierra, los más importantes del bosque natural.

Además de estar asociados a las actividades ecoturísticas (aguas termales y caídas de agua), a la belleza paisajística y a la provisión de hábitat tanto para la fauna y flora silvestre.

Para el sistema mixto de plantación con bambú, el más importante fue el control de la erosión y la retención de sedimentos. Los actores reconocieron la restauración del medio ambiente degradado como uno de los principales servicios ecosistémicos de la plantación de bambú (Catpo Chuchón et al., 2021).

Fuente: Probambú 2022-2025 del Serfor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *