septiembre 24, 2022

Contando la historia: ¿En qué lugares se asentaron los primeros pobladores del Perú?

Los primeros indicios de población en el Perú llegaron del continente asiático. De acuerdo a una de las teorías más aceptadas, migraciones atravesaron el Estrecho de Bering para ingresar a Norteamérica y posteriormente trasladarse a Sudamérica, hasta asentarse en lo que son hoy tierras peruanas.

Estos primeros pobladores llegaron hace aproximadamente 20,000 años a.C., siendo nómades que practicaban la caza y la recolección de alimentos. La abundante flora y fauna que encontraron en estas tierras fue determinante para que puedan desarrollar civilizaciones, dejando importantes vestigios que hoy en día dan información sobre su origen.

Hombre de Paccaicasa

El hombre de Paccaicasa es considerado el hombre más antiguo del Perú, ya que se calcula tiene una antigüedad de 20,000 años a.C. El arqueólogo estadounidense Richard Mac Neish descubrió en la cueva de Piquimachay, a 12 km. al norte de la ciudad de Ayacucho,  instrumentos de piedra como cuchillos, raspadores y puntas de proyectil, que eran empleados por este cazador, recolector, pescador y nómade andino para sobrevivir. Es importante mencionar que no se encontraron restos humanos del Hombre de Paccaicasa.

Hombre de Chivateros

Posee una antigüedad de 11,000 años a.C., por lo que se le considera el hombre más antiguo de la costa peruana. Fue descubierto por los arqueólogos estadounidenses Edward Lanning, y R. Patterson en la parte baja del río Chillón, cerca de Ancón al norte de Lima. A pesar que no encontraron restos humanos, si se encontraron vestigios líticos, evidenciando su desarrollo en dicho campo. El grupo asentado en esta zona sería el primero en tener una industria de herramientas hechas en base a piedra. Al estar en la costa, se alimentaban de mariscos y pescados.

Hombre de Lauricocha

Fueron los primeros restos óseos encontrados en territorio peruano con una antigüedad de 10,000 años a.C.  Descubierto por el ingeniero Augusto Cardich a una altura de más de 4,000 m.s.n.m. en el río Marañón, provincia de Dos de Mayo, en el departamento de Huánuco. Se encontraron once esqueletos humanos con deformaciones craneanas. Los Hombres de Lauricocha fueron cazadores de camélidos, alimentándose de carne de llama y taruca. Por otro lado, fueron los primeros en rendir culto a sus muertos, realizando ritos funerarios.

Hombre de Toquepala

Conocidos como los primeros pintores, utilizan la técnica de líneas punteadas paralelas con colores rojo, blanco, amarillo y negro, pintando con pinceles y con los dedos. Su antigüedad se aproxima a los 9,000 años a.C. y sus restos fueron encontrados en la Cueva del Diablo en la región de Tacna. Descubierto por los arqueólogos Miomir Bojovich y Emilio González, los Hombres de Toquepala fueron los primeros nómades cazadores que conocieron los beneficios del fuego.

Hombre de Paiján 

El hombre de Paiján rendía culto a los muertos, siendo creyentes de la vida después de la muerte. Con una antigüedad de 8,000 años a.C., los restos humanos completos de una mujer de 25 años y un niño de 12 años aproximadamente fueron encontrados en los valles de Virú Pacasmayo, en la cuenca del río Chicaza, en la costa de la Región la Libertad. Descubierto por el arqueólogo peruano – francés Rafael Larco Hoyleen, se conoce que los hombres de Paiján edificaron los primeros albergues de piedra levantados para cortar viento, siendo sus paredes semicirculares y sin techo.

Hombre de Guitarreros

Con Guitarreros empieza la agricultura en el Perú, los primeros indicios de huertos los convierten en uno de los primeros agricultores del mundo. Tienen una antigüedad de 7,500 años a.C y los vestigios de este asentamiento humano fueron descubiertos por el arquitecto norteamericano Thomas Lynch, a 6 km al sur de la ciudad de Yungay, al pie de la Cordillera Negra, en el Callejón de Huaylas, Ancash. El Hombre de Guitarreros se caracterizaba por sus cuevas, que eran utilizadas como campamento temporal durante la época de caza.

Hombre de Santo Domingo

También conocido como Paracas. Es el primer hombre pescador con redes del Perú, su alimentación era en base a mariscos. Tiene una antigüedad aproximada de 6,500 años a.C, y fue descubierto y estudiado por el arqueólogo Federico Engel entre los años 1950 y 1964 en las Pampas de Santo Domingo, Península de Paracas, Ica. Entre los objetos que se encontraron en la zona del Hombre de Santo Domingo, está la flauta, que sería el primer instrumento musical en tierras peruanas.

Hombre de Huaca Prieta

Reconocido como un agricultor sedentario, el Hombre de Huaca Prieta posee una antigüedad de 2,500 años a.C. Descubierto por el arqueólogo Junius Bird, en 1946 en el Valle de Chicama, departamento de la Libertad. Fue el primero en incursionar en el arte de la cerámica, ya que entre sus principales hallazgos destacan sus vasijas. Por otro lado, se encontraron tejidos de algodón en viviendas semi subterráneas, lugar donde habitaba.

Hombre de Kotosh

El hombre de Kotosh es considerado el primer arquitecto en realizar trabajos de carácter ceremonial, además sus construcciones se realizaban en base a piedra y barro. Con una antigüedad entre los 2,500 años a.C. y los 300 años a.C., fue descubierto por el famoso antropólogo peruano Julio C. Tello en el margen derecho del río Higueras a 5 km al oeste de la ciudad de Huánuco. En el área del Hombre de Kotosh, el investigador Sechi Izumi halló el Templo de las Manos Cruzadas, un recinto cuadrangular con esquinas curvadas y un doble nivel en el piso. Este templo es considerado el Santuario más antiguo de la sierra y el primer monumento religioso de América.