diciembre 9, 2022

Escasez de semillas evita reducción del precio de la papa

Las semillas convencionales tienen un rendimiento para el cultivo de papa entre ocho a diez toneladas por hectárea; mientras que con la semilla de calidad los agricultores podrían obtener hasta 40 toneladas de papa por hectárea. Con mayor producción los precios bajarían.

A nivel nacional la siembra de papa alcanza a 270.000 hectáreas y las bases de semillas de calidad se ubican principalmente en las regiones de Junín, Apurímac y Cajamarca

El uso de semilla de calidad es un tema pendiente en la agricultura peruana. Según información del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri) de los 2.08 millones de hectáreas de intención de siembra para el periodo 2017-2018, y 2.1 millones de hectáreas en el periodo 2019-2020, se estima que solo 278 mil hectáreas son sembradas con semilla certificada.

El panorama es peor en lo referido a los cultivos de papa, donde menos del 1% del área total usa semilla certificada. Este panorama afecta de manera importante la productividad de pequeños y medianos agricultores.

Freddy García, presidente de la corporación rural de la papa, precisó a RPP que de las 3800 variedades de papa que hay en el país, apenas 10 cuentan con semillas certificadas como la Yungay, Andina. “Esas variedades (certificadas) solo cubre el 12% de todo lo que se siembra, el 88% es semilla nativa o convencional”, dijo.

Al respecto, el presidente del Gremio para la Protección de Cultivos de la Cámara de Comercio de Lima, Rubén Carrasco, resaltó que las semillas convencionales tiene un rendimiento para el cultivo de papa entre ocho a diez toneladas por hectárea; mientras que con la semilla de calidad los agricultores podrían obtener hasta 40 toneladas de papa por hectárea.

Entonces, con una mayor producción de papa los precios del tubérculo bajarían en los centros de abastos.

Cabe señalar que a nivel nacional la siembra de papa alcanza a 270.000 hectáreas y las bases de semillas de calidad se ubican principalmente en las regiones de Junín, Apurímac y Cajamarca.

Poca oferta 

Si bien es preocupante el incremento excesivo del precio de la papa debido al alza de los costos de producción, también lo es la escasez de semillas de calidad del tubérculo, cuya producción ha caído 40% en lo que va del año, advirtió la Cámara de Comercio de Lima (CCL).

“La escasez de semillas de calidad podría incidir en elevar más el precio de la papa y agravar la situación de los pequeños y medianos agricultores con menor producción, los cuales tienen que buscar las semillas en regiones alejadas del lugar de cultivo”, expresó Carrasco.

Al respecto, Freddy García, comentó que el Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA) y el Servicio Nacional de Certificación Ambiental para la Inversiones Sostenibles (Senace) son las únicas entidades que ofrecen las semillas certificadas y debido a la falta de descentralización los agricultores deben hacer largos recorridos para conseguir dichas semillas.

“El Midagri mediante resolución dice que todos los agricultores deben sembrar con semillas certificadas, pero si no hay oferta de semillas de donde podemos buscar. No hay en cada provincia. En Huancayo hay una oficina de INIA, entonces los agricultores de las regiones Huancavelica, Cerro de Pasco, Huánuco, Ucayali tienen que venir a Huancayo a comprar. Grave error del ministerio de Agricultura en promover el uso de semillas certificadas, pero no se puede conseguir”, cuestionó García.

Cabe mencionar que, en el último año, el precio de diversas variedades de papa ha registrado incrementos, tal como la papa amarilla cuyo precio se elevó en más de 200%.

Nueva alza

De acuerdo con estadísticas del Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa), en la campaña 2020-2021, la producción de semillas de calidad de este tubérculo sumó un total de 1.486 toneladas.

En ese sentido, Rubén Carrasco afirmó que es imperiosa necesidad que los agricultores adquieran semillas certificadas y de alta calidad para mejorar el rendimiento y la rentabilidad de sus áreas de producción.

“Esto debe ser un llamado de atención, pues hoy no hay semillas de papa que garanticen la campaña actual. Si el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri) no propone desde ahora un plan estratégico para atender estos temas, la campaña agrícola de 2023-2024 podría verse afectada”, refirió Carrasco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.