diciembre 1, 2022

Frutas peruanas llegarán a diez nuevos destinos este 2022, la pitahaya entraría a mercados claves

Las agroexportaciones peruanas en el 2021 habrían alcanzando los US$ 9,000 millones FOB, una cifra importante que fue posible -en parte- por la apertura de nuevos mercados. El año pasado se lograron acuerdos con 11 países para el ingreso de diversos productos, entre ellos, el arándano a Malasia, y cítricos y arándanos a la India.

Para este 2022, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria del Perú (Senasa) tiene proyectado “un año mucho mejor para las agroexportaciones”, logrando el ingreso de diferentes frutas a diez nuevos destinos, informó el jefe de la entidad, Miguel Quevedo.

Un primer mercado sería Sudáfrica para el mango fresco, pospuesto en el 2021 pero previsto para que se concrete para inicios de febrero próximo, lo que beneficiará a productores de Lambayeque, Piura y Áncash.

Son 88 productos en negociación para 40 mercados en total, pero el Senasa estima alcanzar acuerdos para, además del mango a Sudáfrica, cítricos a Nueva Zelanda, uva a Japón y Chile; pitahaya a Estados Unidos y China; aguaymanto, cúrcuma y frambuesa a Estados Unidos; palta a Filipinas y Malasia; granadas a México, arándanos a Indonesia, y tuna a Brasil (este último se concretó hace unos días).

De este total, Quevedo menciona que la apertura de Japón para la uva peruana, como Nueva Zelanda para los cítricos se concretaría en el primer semestre de este año.

“Estamos tratando de negociar que siempre haya una menor cantidad de requisitos para el ingreso de los productos al nuevo destino porque podría encarecer algunos procesos, como el tratamiento en frío para el mango. Lo que si está descartado es que alguno de los acuerdos incluya el tratamiento cuarentenario”, explicó.

En esa línea, dijo a Gestión.pe que para el espárrago se están negociando las condiciones de acceso a favor de los pequeños productores de La Libertad; y con Australia se busca eliminar el proceso cuarentenario para la hortaliza.

Fruta del dragón

La pitahaya o fruta del dragón es producida principalmente en países del Asia, como Vietnam, Indonesia y China, que en conjunto contribuyen con mas del 90% de la producción mundial. En Perú, las áreas productoras aún son limitadas, concentrándose principalmente en Amazonas y San Martín; aunque se han introducido en otras zonas del país, entre ellas la sierra de Piura, Huaral y Chanchamayo (Junín), según reportes de Selva y Sierra Exportadora.

A noviembre del 2021, según cifras de la Asociación de Exportadores (Adex), se exportaron US$ 232,334 de pitahaya, con destino a Ecuador, Bolivia, Colombia, Países Bajos, Aruba, Chile, Francia y España, principalmente. Un 3% fue en fresco y congelado, el 97%, en productos procesados, como champú y cremas corporales.

Este año se sumaría a China y Estados Unidos como mercados claves, señaló Quevedo, quien indicó que la próxima apertura de ambos mercados ha motivado que en el norte del país hayan empresas dedicándose al cultivo. Un caso es en la zona de Olmos donde se sembraron 80 hectáreas.

Cabe anotar que China es el mayor consumidor de pitahaya en el mundo por un tema religioso y cultural. Es en épocas de la fiesta de primavera o año nuevo chino cuando se acelera su demanda. En Estados Unidos, el mayor consumo de la pitahaya se da por las comunidades donde hay habitantes de ascendencia asiática.

En el 2020, el portal Fresh Fruit reportó que los mercados que más pagaron por la pitahaya son Vietnam (US$ 13 por kilo), Aruba (US$ 11) y Filipinas (US$ 8.4).

Ani Lu Torres – Gestión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.