diciembre 2, 2022

Ministro Maita: Los gobiernos regionales deben apostar por el desarrollo agrícola y pecuario

En el marco de una gira de trabajo de dos días a esta región de la Amazonía, el ministro de Desarrollo Agrario y Riego, Víctor Maita, junto al gobernador regional, Pedro Bogarín, y el viceministro de Desarrollo de Agricultura Familiar e Infraestructura Agraria y Riego José Muro, recorrieron diversas experiencias de éxito de productores de la agricultura familiar que apostaron por la asociatividad.

La visita se inició en el Centro Experimental Granja de la Calzada, que es impulsada por el Gobierno regional de San Martín, donde se trabaja en la mejora genética y alimenticia de vacunos y ovinos, así como la gestión de energías renovable a través de paneles solares, contribuyendo al cuidado del medio ambiente. 

Durante el recorrido por diversas provincias, también visitaron las parcelas de café de Santos Acha, las de cacao de Manuel Fasabi y de naranjas de emprendedores como  Pedro Gonzales, agricultores visionarios que han innovado con diversas técnicas de riego para aumentar la productividad de sus cultivos.  

Además, el titular del MIDAGRI llegó hasta la Cooperativa Agropecuaria El Dorado para participar en la inauguración de la planta de secado de maíz, en la cual se realizó el lanzamiento del proyecto regional de Ordenamiento Agro territorial de San Martín. 

En su discurso, el ministro expresó que los Gobiernos regionales deben apostar por el desarrollo del sector agrícola y pecuario en el ámbito de sus jurisdicciones, a fin de  generar empleo productivo, dotar de más ingresos a las familias campesinas y sobre todo, valor agregado a los productos del campo. 

Precisó que el Estado no solo debe priorizar la atención a los sectores salud y educación, sino que el actual Gobierno está comprometido con la II Reforma Agraria y brindar con mayor apoyo a las actividades agrícolas y pecuarias, especialmente productores de la agricultura familiar. 

Para ello, – dijo – que el proceso de reforma agraria apunta no solo a la tecnificación del agro, además, a la industrialización de las actividades agropecuarias y dotar de valor agregado a los productos, lo cual contribuirá a inyectar mayores ingresos y elevar la calidad de vida de las familias campesinas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.