septiembre 27, 2022

Piura: las plantaciones de limón siguen afectadas a dos meses del fin de las lluvias

La zona agrícola de Piura fue una de las más impactadas por las lluvias e inundaciones ocasionadas por El Niño costero. La Dirección Regional de Agricultura estima que las pérdidas en el sector ascienden a S/212 millones en cerca de 4.200 hectáreas afectadas, la cifra más alta en el país.

Uno de los cultivos más afectados ha sido el limón, cuya escasez ha impactado en el precio por kilo, que alcanza niveles exhorbitantes en las zonas urbanas. En Piura, la principal región productora, un saco de este fruto (de unos 50 kilos) cuesta actualmente entre S/500 y S/700,  3 veces más que su precio habitual.

La explicación al elevado precio ocasionado por la escasez del producto se encuentra, precisamente, en los campos, como el Valle de Los Incas. Luego de dos meses del fin de las lluvias causadas por El Niño costero, los estragos en la productividad de las zonas agrícolas son evidentes.

Eloy Arraiza Salvador, agricultor de este valle, señala que a la fecha su parcela aún sigue inundada.“El problema fue el exceso de agua que secó algunas plantas, como el limón y el palto. Si hubieras visto, cuánta gente ha llorado al ver sus parcelas inundadas, sus frutales perdidos, toda su vida arruinada por estas lluvias”, señaló.

Las pérdidas
Adolfo Bautista, presidente de la Comisión de Regantes del Valle de Los Incas explicó que la escasez de limón se debe a tres fenómenos: la sequía (hasta enero de este año), el exceso de agua ocasionada por las lluvias de verano y la demora en rehabilitar la infraestructura de riego.

“Solo en el Valle de Los Incas vamos a perder unas 1.000 hectáreas de limón, de las 2.640 sembradas. Las plantas van muriendo poco a poco, porque tienen las raíces podridas. Los agricultores están tumbando las plantas con motosierra, porque la planta se muere de todas maneras. La planta se enfermó por el exceso de agua. Y las que sobrevivieron dan limones con antracnosis, que es un hongo muy agresivo”, dijo Bautista.

Eso explica los limones pequeños, amarillos y con hongos marrones. Pero el problema se extiende a todo el Valle de San Lorenzo, del que forma parte este Valle de Los Incas. En San Lorenzo, de acuerdo con David Cruz, ex presidente de la Junta de Usuarios, unas 6 mil hectáreas de limón se han perdido por el exceso de agua.

“El limón es planta que tiene la raíz más superficial. Al igual que el palto y la uva, son plantas que sufren mucho por el exceso de agua. Pero el ministro de Agricultura está mintiendo, al decir que los agricultores especulan. Que venga a ver todas las hectáreas perdidas. No se rehabilitaron a tiempo los canales de riego”, dijo.

Según Cruz, la recuperación de la producción de limón en el norte, se daría por lo menos a fin de año: “El ministro [de Agricultura] dice que el limón se recuperará para octubre. Es mentira: recién en diciembre, con mucha suerte, nos recuperaremos. El limón necesita 4 meses para producir, y aún las plantas están pequeñas”, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.