octubre 5, 2022

Precio de maracuyá se duplicó ante mayor demanda de exportación

Una de las frutas que hace competencia al maíz morado por su facilidad de preparación al momento de usarla para consumo es la maracuyá. Un punto a favor para los productores agropecuarios -principalmente pequeños y medianos agricultores- es que tras el COVID, a partir de este año su precio en el campo se duplicó ante la mayor demanda de los importadores de este fruto. ¿Qué oportunidades está generando?

Renzo Gómez Moreno de la Mesa de Trabajo de Frutas para la Industria de Adex, explicó a Gestión que la producción de esta fruta tropical -conocida como la fruta de la pasión, de sabor ácido- fue cercano a las 140,000 toneladas el año pasado lo que implicó un avance de 13.65% en relación al 2020.

Este cultivo -en 6,028 hectáreas- está principalmente ligado a la agricultura familiar. Alrededor del 60% va al marcado de la industria que la convierta en pulpa y concentrados para el mercado de la exportación e interno (que lo usa como insumo de bebidas), mientras que el saldo es para consumo local (que se venden en mercados mayoristas como Santa Anita).

Ha habido un aumento en el consumo local de maracuyá en los últimos años debido a que su sabor es de gusto popular a diferencia de otros países como Ecuador que también es productor, pero cuya población no lo consume. Esta compitiendo en los menús con la chicha morada ya que se elabora con mucha rapidez a lo que se suma que la inversión para una jarra de maracuyá es mucho menor que la chicha morada”, acotó.

Esta fruta tropical se produce en la costa -el 95%- en las regiones de Piura, Lambayeque, La Libertad, Áncash y Lima. El 34% de su producción se concentra -principalmente- en Chimbote (Áncash). Además, Piura es la región que ha registrado un mayor aumento de la producción de maracuyá en los últimos cinco años.

Junín, en cambio, es la región que ha empezado a cultivarla. El año pasado -por ejemplo- produjo 2,394 toneladas.

-Precio-

El experto comentó que si bien la crisis de fertilizantes va a impactar ha algunos productos agropecuarios especialmente aquellos que tienen bajos márgenes de rentabilidad por la baja producción y precios bajos en el mercado, en el caso de la maracuyá la situación es totalmente distinta debido a que sus precios en el campo en relación al 2021 han subido en 100%.

El estímulo de sembrar maracuyá en estos momentos en grande por lo que el área de cultivo destinada para este producto sin duda se va a incrementar a pesar de que el precio de los fertilizantes han subido”, indicó.

A reglón seguido, comentó que durante la etapa más dura de la pandemia el mercado de maracuyá se vio impactado.

Como se indicó líneas arriba, poco más del 60% de la producción va al sector industrial que a su vez abastece al mercado de catering y restaurantes que, por entonces, estaba paralizado por lo que la demanda retrocedió lo que generó que su precio también caiga.

La situación cambió a partir de enero de este año, ya que -explicó- los importadores empezaron demandar la maracuyá peruana lo que generó que su precio en el campo (que se paga al productor) empiece a subir. “A tal nivel (repuntó) ya que si el año pasado el kilo estaba S/ 1 ahora está S/ 2. Se ha duplicado. Esta situación va a incentivar un incremento de las siembras, situación que ya se está dando”.

Este hecho -estimó- generará que aumente el área sembrada de maracuyá en 20% este año en relación al 2021. Un elemento a favor de este fruto -que impulsa su demanda- es que no solo se usa para bebidas sino también para la elaboración de helados e incluso en la cosmética.

Además de Perú, Ecuador y Vietnam son también productores y exportadores de maracuyá. Perú exporta maracuyá a cinco mercados: Países Bajos, Estados Unidos, Chile, Puerto Rico y Francia. Se proyecta que los envíos de maracuyá al exterior superarán los US$ 59 millones este año, un crecimiento de 17% respecto al 2021.

-Productores-

Si bien su precio se ha duplicado en campo ha subido ante la demanda, el representante de la Mesa de Trabajo de Frutas para la Industria de Adex consideró que en circunstancias habituales es rentable ya que su inversión es baja (para sembrar y cosechar) a lo que se suma que es un cultivo que se cosecha todas las semanas hasta por 7 meses, por lo que es usado -incluso- como “caja chica” para productores.

Actualmente producir un kilo de maracuyá en la costa no debe estar más 0.80 centavos y si se está vendiendo a S/ 2.00 da un margen de S/ 1.2 . Cuando la curva de la demanda se regularice el margen seguirá siendo atractiva”.

Cerca de 3,000 familias son las que se dedican a esta actividad, las que en promedio tienen 2 hectáreas. “Este es un cultivo que está principalmente ligado a la agricultura familiar”. Uno de los principales retos que afronta la maracuyá -cabe subrayar- es contar con una semilla pura la que se está trabajando de la mano con INIA y estará lista entre 2023 – 2024.

Nota

  • El III Congreso Internacional de Maracuyá se realizará del 23 y 24 de agosto en la ciudad de Trujillo

Gestión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.