septiembre 30, 2022

Apuntes sobre Expoamazónica 2022

A Expoamazónica llegaron más de 50 mil visitantes que generaron 45 millones de soles en negocios.

Las expos en general, sin importar sus dimensiones, tienen propósitos bastantes definidos, donde confluyen diversos sectores económicos y sociales, en una especie de interacción, que los agrupa en un mismo lugar con objetivos comunes. Recientemente, se realizó la décima edición de Expoamazónica en Chachapoyas, fue la segunda vez que el departamento de Amazonas asumió el reto, y ha sido la primera después de la pandemia. Este año, por ejemplo, participaron las regiones de Huánuco, Loreto, Madre de Dios, San Martín y Ucayali, además del anfitrión, con más de 400 stands, conferencias, foros, ruedas de negocios.

Los organizadores en el comunicado oficial afirman que participaron más de 50 mil visitantes y que se generaron 45 millones de soles entre negocios y el movimiento económico en la zona.Tuve la oportunidad de asistir. Ciertamente, las dimensiones del evento son enormes, todo bien organizado, las regiones se esmeraron en sus espacios y la programación cultural que acompañó la expo fue colorida y alegre.

Había un ambiente de celebración. Pero por otra parte, la ciudad estaba colapsada. Si se toma en cuenta que Chachapoyas – según datos del censo de 2017 – tiene 32026 habitantes, era un escenario previsible que esto sucediera, a lo que se suma el difícil acceso a la ciudad, solo hay un vuelo de aviación comercial semanal. Pero me quedo pensando, más allá del dinero que se movió los días de la expo, qué más le quedó a la región, a la ciudad.

sabor amazónico. Mi agenda siempre es gastronómica, y los rubros que se movieron con más fuerza en la rueda de negocios, fueron café y cacao. Muy demandados en el mercado internacional y Perú ofrece granos de gran calidad. Pero también justo para ambos renglones hay ferias específicas, como el Salón del Cacao y el Chocolate, Expocafé y Ficafé.  Queda pendiente revisar cuáles otros productos tuvieron más demanda, eso dará pistas precisas que orienten la inversión en los próximos años. En general, este espacio de negocios generó un poco más de 18 millones de soles en negociaciones. También hubo demostraciones de cocina y coctelería, con profesionales invitados que mostraron la versatilidad de la despensa amazónica, rica en sabores, y que si bien en años pasados estuvo de furor en el escenario gastronómico internacional, aún tiene mucho que ofrecer. Pero hay que mirar con más agudeza lo que se que quiere comunicar, sino las demostraciones se quedan en eso.El mayor beneficiado de Expoamazónica fue el público local.

También los emprendedores que mostraron sus productos y tuvieron la oportunidad de relacionarse, además del tema comercial. En una especie de dinámica circular que terminó siendo de los habitantes de la Amazonía, para la Amazonía. Las novedades en gastronomía fueron escasas, y estoy segura que hay mucho más. Estos espacios son cruciales para estimular la economía local, pero, se puede esperar más y que sirvan de catapulta para acelerar obras de infraestructura, atraer público de otras regiones del Perú y de extranjero. La próxima cita será en 2023 en Madre de Dios, allá nos vemos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.