octubre 5, 2022

Chavimochic III: Las alternativas de La Libertad para culminar el contrato con Odebrecht

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) alegó –para sustentar su decisión– que tras “un análisis técnico muy riguroso se estableció que el Estado quedaba en una posición más desfavorable”.

Ante este nuevo escenario que podría retrasar aún más el destrabe de la obra, el presidente Martín Vizcarra aseguró –a inicios de febrero– que estaba en conversaciones con el Gobernador de La Libertad, Manuel Llempén, para llevar a cabo una licitación a fin de construir la presa, la que debería concretarse a más tardar en cuatro meses.

¿Cómo avanza esta promesa? En diálogo con Gestión el gobernador liberteño aseguró que la mirada está puesta en terminar el contrato de concesión suscrito con la concesionaria Chavimochic por 20 años para lo cual se evalúan dos caminos. Una vez concluido el contrato de concesión, el gobierno regional tendrá libertad para ceder la unidad ejecutora al Ministerio de Agricultura y Riesgo (Minagri).

Así la primera alternativa para la salida de Odebrecht de Chavimochic es lograr el término del contrato por mutuo acuerdo. Pero no es el único as bajo la manga de Llempén en caso que el mutuo acuerdo no surja efecto.

La otra salida que no descarta Llempén,en caso de no llegar a un mutuo acuerdo con Odebecht, es caducar el contrato alegando el incumplimiento de los pagos de seguros de construcción estipulado en el contrato suscrito en mayo del 2014.

“Si es que la concesionaria no quiere llegar a un acuerdo sin terminar la presa Palo Redondo, nosotros tendremos que caducar el contrato por incumplimiento en el pago de seguros de construcción que está considerado en el contrato como causal de caducidad. La concesionaria nos comunicó que ya no iba hacer estos pagos, es por eso que hemos hecho la contra demanda”, aseveró Llempén.

A esto se suma el incumplimiento en los pagos del mantenimiento de la obra, las mismas que datan –según el gobernador– desde el último trimestre del 2019. “Desde el último trimestre del 2019, (Odebrecht dejó de pagar) por eso es que nosotros ya estamos haciendo la convocatoria para la contratación del seguro”, anotó.

En caso de ejecutarse la caducidad del contrato, el gobierno regional podrá ejecutar las garantías vigentes, específicamente la carta fianza de fiel cumplimiento por más de US$ 36 millones que presentó la firma para llevar adelante el proyecto.

“Nosotros con eso (la caducidad del contrato) podríamos ejecutar la garantía que todavía tiene con nosotros la concesionaria”, manifestó.

Pese a estos escenarios, la autoridad regional confía en que se pueda llegar por mutuo acuerdo a terminar el contrato vigente y que los reclamos de tenga la empresa se suma al arbitraje ante la Comisión de Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional (CNUDMI) que se presentó en febrero de 2017.

“La alternativa que nos queda es que podemos entrar en arbitraje (sumar sus demandas) y nos den libertad para que nos pasen el proyecto a fin de transferirlo al Ministerio de Agricultura y este comience a buscar alternativas para su destrabe ya sea como obra pública o bajo el modelo gobierno a gobierno”, puntualizó.

Fuente: gstion.pe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.