septiembre 24, 2022

Contando la historia: Cultivos de los Incas

Hablar de agricultura en el Perú es remontarse a por lo menos 10 mil años, tiempo en el cual nuestros antepasados empezaron a cultivar diversas plantas que encontraron en sus territorios, dándose inicio con ello a un larguísimo proceso de domesticación de especies de flora, que continúa hasta el día de hoy.

El manejo del que fueron objeto las plantas durante su domesticación, permite que hoy podamos contar con especies de gran valor nutritivo adaptadas a los variados pisos ecológicos peruanos y a muchos otros de todo el mundo.

En el proceso de domesticación la mujer andina sigue desempeñando un importante rol, seleccionando y cuidando las semillas para futuras siembras, habiéndose convirtido, a través de los siglos, en una fitomejoradora natural, especialista en el manejo de las semillas.

Con el correr del tiempo los antiguos peruanos fueron desarrollando mayores conocimientos y tecnologías acerca del cultivo de plantas, con lo cual la agricultura se convirtió en la principal actividad, sustentando toda la vida económica del gran imperio del Tahuantinsuyo. Tal es el caso de las andenerías de Moray, en el departamento de Cusco, que se presume ha sido un centro experimental para el manejo de las especies silvestres.

Gracias al valioso y tesonero esfuerzo de domesticación de las plantas, el Perú hoy día cuenta con un arsenal de especies alimenticias y medicinales que nutren y curan a los pobladores. Este botiquín y despensa natural está conformado por más de 4,400 plantas oriundas utilizadas para muchos propósitos como la medicina natural, la gastronomía, la cosmética, la industria y la exportación de productos orgánicos de gran demanda en el mundo.

Entre las principales plantas alimenticias que se cultivaron en el Perú tenemos: Granos como maíz, quinua, kiwicha y kañiwa; Leguminosas como tarwi, frijol ñuña, pallar y pajuro; Tubérculos como papa, oca, olluco y mashua; Raíces como achira, maca, camote y yacón; Cucurbitáceas como zapallo y caigua; Condimenticias como ají y rocoto; y Frutas como aguaymanto, chirimoya, papaya, lúcuma, pepino dulce, tomate y pacae; y muchas otras que son parte de nuestra biodiversidad.

05-11-18

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.