diciembre 9, 2022

Conforman comisión para evaluar situación de cadena productiva de camélidos sudamericanos

El Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri), creó la comisión sectorial, de carácter temporal, a cargo de la elaboración del informe del estado situacional de la cadena productiva de camélidos sudamericanos que permita establecer propuestas, mejoras y cambios en la gestión, conservación y crianza de los camélidos sudamericanos en el Perú.

Este grupo de trabajo, constituido mediante Resolución Ministerial N° 0496-2022-Midagri, publicada hoy en el Diario Oficial El Peruano, tiene, entre sus diversas funciones, que elaborar un diagnóstico del estado situacional de la cadena productiva de los camélidos sudamericanos (alpaca, llama, vicuña y guanaco), identificando los problemas y causas asociadas.

Asimismo, deberá elaborar propuestas que permitan mejorar la intervención sectorial en el desarrollo de la cadena productiva de estos camélidos y desarrollar las acciones de seguimiento sobre las políticas, normas, procedimientos y tecnologías, relacionados con la gestión, manejo y aprovechamiento de los camélidos sudamericanos como base para la formulación de propuestas de mejora.

Además, deberá desarrollar acciones de seguimiento sobre las propuestas de los proyectos de inversión pública y actividades relacionados a la gestión, manejo y aprovechamiento de los camélidos sudamericanos como base para la formulación de propuestas de mejora y establecer propuestas para promover la articulación interinstitucional en los diferentes niveles.

El sector

De acuerdo con el Midagri, el ingreso económico de los productores de camélidos sudamericanos domésticos depende de la venta de fibra hasta en un 50%, de los animales en pie con fines de consumo hasta un 45% y de otras fuentes (como reproductores, cuero o piel y abono) hasta un 5%.

Las principales regiones en los que se realiza esta actividad son Puno, Cusco, Arequipa, Huancavelica, Ayacucho, Apurímac, Pasco, Junín, Moquegua, Lima, Tacna y Huánuco. Además, alrededor del 98% de la fibra de alpaca producida en nuestro país se exporta: el 94% como fibra peinada y cardada (tops); el 2.5% como fibra sin peinar ni cardar (fibra bruta); otro 2.5% como hilos, telas y prendas; y solo el 1% se utiliza en el mercado nacional para su transformación en artesanías, siendo el consumo interno muy reducido.

En el caso de la llama, gran parte de la fibra se utiliza para el autoconsumo y elaboración de artesanías para el turismo nacional; en tanto, la carne producida por las alpacas y llamas se consume y comercializa dentro del territorio nacional bajo la forma de carne fresca y carne seco salada (charqui).

Por otro lado, la vicuña produce una de las fibras de origen animal más fina, suave, resistente, cálida y liviana en el mundo. Su diámetro oscila entre 11.6 a 14.2 micras, con un promedio de 12.8 micras.

Del mismo modo, la longitud de la fibra oscila entre 2.8 a 5.27 centímetros, con un promedio de 4.10 centímetros; conformando un mercado de fibras finas especiales según lo establecido por el parlamento de la Unión Europea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.