Incertidumbre y pérdidas en sector agrícola reducen la demanda de fertilizantes y plaguicidas -
septiembre 22, 2021

Incertidumbre y pérdidas en sector agrícola reducen la demanda de fertilizantes y plaguicidas

Los pequeños agricultores han tenido dificultades en el transporte del personal y de su producción, además de problemas para la comercialización de sus cosechas durante la cuarentena decretada en el país por el coronavirus. Esta situación los ha impulsado a dejar de pagar o prescindir de fertilizantes y plaguicidas, sostuvo Rubén Carrasco, presidente del Gremio de Protección de Cultivos (Protec) de la Cámara de Comercio de Lima (CCL).

“Ante la incertidumbre que hay en la pequeña agricultura, que representa el 60% del sector agrícola en nuestro país, los productores han dejado de pagar a muchos de sus proveedores, o han dejado de comprar plaguicidas y fertilizantes. Cuando sucede una crisis como esta, las prioridades (de los agricultores) son otras y el dinero se desvía, lo usan para fines distintos a los que tenían pensados inicialmente. Por eso estamos teniendo un problema en la cadena de pagos”, dijo Carrasco de Lama a Gestion.pe. A ello se suma que muchas de las tiendas del sector fertilizantes ubicadas en las provincias del interior del país han tenido dificultades para operar o se les ha permitido hacerlo solo por horas, debido a restricciones impuestas por las autoridades locales. Asimismo, se han registrado retrasos de dos meses, en promedio, en la importación de estos productos, puesto que muchos de ellos vienen de países que fueron fuertemente afectados por el coronavirus, como China. Por estas razones, entre 20% y 30% de las ventas del sector de fertilizantes y plaguicidas se han visto afectadas a lo largo de las más de seis semanas de duración del estado de emergencia. Dicho sector está conformado por unas 50 empresas, entre las que se encuentran importadoras y distribuidoras, que mueven al año unos US$ 280 millones. A inicios del 2020 tenían una proyección de crecimiento del 5%, pero ahora Protec calcula una caída del 10% para este año, es decir que este rubro facturaría unos US$ 252 millones. Con la progresiva reanudación de las actividades económicas, que empezará con el retorno de 27 actividades, el gremio espera que la situación mejore para los pequeños agricultores, sin embargo considera que todavía habrá problemas de flujo de caja. “En el segundo semestre se van a registrar mayores problemas en la cadena de pagos, porque siempre ha sido así cuando ocurría una crisis. Por ejemplo, las dos veces que hemos afrontado el fenómeno EL NIÑO los efectos se veían meses después o incluso al año siguiente y con mucha mas razón en esta situación que es más grave”, expresó Carrasco. Para mitigar estos daños, el presidente de Protec instó al Gobierno a incrementar el monto de la inyección de créditos en el sector y a conceder beneficios tributarios a toda la cadena agrícola que se ha visto afectada.

Fuente: gestion.pe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *