febrero 5, 2023

Investigadores peruanos diseñan nueva tecnología para tratamiento y reaprovechamiento de aguas residuales para la agricultura

Con la finalidad de contribuir con la recuperación, cuidado y conservación del medio ambiente, la Universidad Nacional del Callao (UNAC), con el apoyo de Concytec y el Banco Mundial, viene desarrollando una tecnología que busca utilizar el agua residual de las poblaciones aledañas a los yacimientos mineros, eliminando las descargas sobre los ríos y permitiendo reutilizar estas aguas ácidas de origen industrial. Actualmente, las aguas residuales domésticas, drenajes ácidos de mina y las lagunas altoandinas ácidas tienen diferentes tratamientos, algunos convencionales producen altos costos en mano de obra, materiales, mantenimiento, insumos y energía poco eficientes, que consumen considerables recursos financieros privados y estatales. Es por ello que esta tecnología denominada Synergie, ganadora del concurso proyecto de investigación avanzado, propone que los tratamientos combinados de estas aguas residuales constituyan una alternativa viable y sostenible, ya que sin el uso de productos químicos se logrará minimizar los costos, reducir el potencial de contaminación y sus efectos consecuentes en la salud humana y el medio ambiente.  “Este sistema de tratamiento se desarrollará a escala piloto como parte de la validación del producto, el agua tratada cumplirá con el estándar de la calidad de agua (ECA) llegando a eficiencias mayores al 98%. La implementación de este sistema considera una economía con una baja dependencia a recursos extras, genera un estrés al ecosistema muy bajo y se proyecta una relación costo/beneficio alto. Este tipo de tratamiento beneficiará a la población, mejorando su calidad de vida, gracias a un ambiente más sano y el reúso del agua tratada potenciará las actividades económicas alternativas como la agroforestería, ganadería y acuicultura”, manifestó Carmen Elizabeth Barreto Pio, investigadora principal del proyecto.  También señaló que en una primera etapa se desarrollaron experiencias básicas, y posterior a ello se diseñó y construyó un sistema a flujo continuo, para luego realizar pruebas a escala piloto en las zonas contaminadas.  “El 55% de todas las aguas residuales tratadas vertidas en cuerpos de agua son del sector minero, es por ello que al finalizar el proyecto buscamos lograr un nuevo conocimiento, producto o proceso de base científica y tecnológica, cuya aplicación contribuya a resolver problemas y aprovechar oportunidades relevantes para un sector priorizado”, enfatizó. Para la ejecución de esta iniciativa, la UNAC recibió un financiamiento por parte del Concytec, en convenio con el Banco Mundial, a través de su unidad ejecutora Fondecyt.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *