diciembre 1, 2022

Lo mejor de la cumbre mundial de robots agrícolas

Los robots agrícolas han merecido ya una gran cumbre mundial que se desarrolló a fines de 2019 en Toulouse (Francia).

La denominada exposición Fira reunió a más de 850 participantes de 42 países y hubo alrededor de 20 robots en exhibición.

La elección de Toulouse como sede tuvo que ver con el protagonismo de la ciudad francesa en las nuevas tecnologías.

Un ejemplo es que el campus de IoT (Internet de las cosas) más grande del mundo, llamado IoT Valley, está actualmente en construcción en Toulouse.

La exposición marcó novedades sobresalientes en materia de robotización agrícola que repasamos a continuación:

Depredador

EcoRobotix (Suiza) aprovechó Fira para la presentación de su nuevo robot de control de malezas Avo.

Es un equipo de 2,04 metros de ancho que detecta malezas con cámaras RGB y su propia fuente de luz y las rocía con 1 o más de las 52 boquillas que posee.

El robot eléctrico puede trabajar hasta 16 horas seguidas. Se probará en 2020 y luego habrá 30 máquinas de la serie cero en 2021 con un precio de 80.000 euros, aproximadamente.

Vitivinícola

VitiBot mostró el robot viñatero Bakus, que cuenta con propulsión eléctrica.

Es un equipo diseñado especialmente para operar en cultivos estrechos y presenta versiones de apenas 60 y 80 cm de ancho.

Esta característica del robot VitiBot resulta particularmente importante en las viñas que están destinadas a la producción de champán.

Identificación

Deepfield Robotics mostró el producto BoniRob, un robot desarrollado especialmente para el reconocimiento de malezas.

La tecnología está basada en la inteligencia artificial para la identificación, clasificación y mapeo de malezas.

Bosch Deepfield Robotics es una start up surgida en el ámbito de negocios de Bosch Rexroth para enfocarse hacia la generación de soluciones robóticas.

Precisión

Naïo Technologies exhibió el robot Dino que puede desmalezar entre hileras y en el futuro también podrá desmalezar entre plantas gracias a una solución de detección de plantas, combinada con una herramienta en hilera.

Asimismo, se lo proyectó flexible y escalable. Es decir, como los tractores, será posible cambiar las herramientas y adaptarlas a suelos y cultivos.

El robot Dino también está pensado para utilizar en otras tareas, como la siembra.

Solar

En Fira se presentó VineScout, un proyecto de la Unión Europea que tiene como objetivo desarrollar un robot con inteligencia artificial que cuide los viñedos las 24 horas del día.

VineScout utiliza la inteligencia artificial para desplazarse. Mediante el sistema de visión 3D estereoscópica LiDAR, junto a varios sensores de ultrasonidos, sigue el espacio que hay entre los viñedos para no chocarse con ellos ni estropear las uvas.

Funciona con energía solar y baterías, y es capaz de recopilar información las 24 horas del día, pues ahora puede desplazarse también en la oscuridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.