septiembre 24, 2022

Palmicultores pierden S/ 70 millones en producción de fruto y aceite de palma

La pandemia del COVID-19 ha generado una caída de los precios en el aceite de palma y reducción de mercados, tanto interno como externo, lo que ha ocasionado pérdidas por unos S/ 70 millones entre los palmicultores de la Amazonía, informó la Cámara de Comercio, Industria y Turismo de Ucayali.

Según señaló, cientos de cisternas con aceite crudo hacen cola en Lima y los tanques de almacenamiento de las provincias de Coronel Portillo y Aguaytía están llenos de aceite de palma, que no pudo ser entregado a los almacenes de Alicorp, porque esta empresa se ha abastecido de esta materia prima, importando un cargamento consistente en 11,500 toneladas métricas de aceite refinado y ha reducido la compra del aceite crudo de palma del empresariado local.

En abril, dichos palmicultores solo lograron descargar el 25% de su producción. En mayo no han podido descargar ni un solo litro. Los almacenes de Alicorp solo reciben algunas cisternas, mientras otras siguen haciendo cola llenos de aceite, detalló la Cámara.

“El perjuicio provocado es enorme, son 83 mil hectáreas sembradas solo en la región Ucayali. En total en el Perú la siembra alcanza la cifra de 93 mil hectáreas de palma aceitera. Las familias directamente afectadas suman 30 mil, distribuidas principalmente en las provincias de Padre Abad y Coronel Portillo. Los agricultores se agrupan en 83 organizaciones empresariales o gremiales”, explicó.

Ante esta problemática, la Cámara de Comercio de Ucayali ha dirigido una carta al presidente de la República, Martín Vizcarra, en la que expone la situación y plantea alternativas de solución.

Entre estas propuestas se encuentra la rápida reactivación del mercado de palma aceitera: para ello, los palmicultores solicitan que Alicorp priorice la compra de la producción nacional de aceite de palma y resuelva la descarga de cisternas que esperan desde abril, señala la Cámara.

Asimismo, piden que el Estado genere demanda de aceite comestible para la canasta familiar en apoyo a la población vulnerable. Además, que Petroperú, cumpla con el convenio de compra de la producción nacional de aceite crudo para biodiésel, en un volumen pactado de aproximadamente 8,000 toneladas y que finalmente se otorguen facilidades para abrir puertos y procedimientos para reactivar el comercio con el exterior, a fin de poder exportar los excedentes.

Respuesta de Alicorp

Ante la versión de la Cámara de Comercio de Ucayali, la empresa Alicorp respondió que apoyan a la industria local e incentivan el desarrollo de todos los actores de la cadena productiva de palma desde hace más de 15 años.

“Ante la aparición del COVID-19, enfrentamos la disminución en la demanda de restaurantes en determinadas categorías como aceites, mantecas y margarinas. A la vez, hemos adoptado las medidas del gobierno para garantizar la salud de nuestro personal, hecho que restringe el ritmo de producción. La suma de estos factores nos ha llevado a una reducción en el consumo de aceite crudo de palma. Esta situación ha limitado nuestra capacidad de almacenamiento y, por ende, el ritmo de atención de las cisternas de aceite crudo de palma”, señala la empresa en un comunicado.

La empresa, vinculada al Grupo Romero, sostiene que desde mediados de abril han alquilado almacenaje externo y están liberando espacio de almacenaje interno en función a la demanda del mercado, a fin de ir progresivamente recibiendo más aceite crudo de palma.

“Informamos semanalmente a los proveedores nuestra capacidad para recibir las cisternas en función a la demanda en el contexto de esta pandemia”, detalla la empresa.

Por otro lado, Alicorp afirma que la importación de aceite refinado de palma realizada en enero de 2020 no responde en absoluto a un cambio en la prioridad que le da la empresa a la producción local, sino a una situación de escasez específica causada por la disminución de la producción local en ese momento, a lo que se sumó una demanda muy alta del producto peruano por parte de Ecuador y Colombia.

De la misma manera, ante la necesidad de reconstruir inventarios de seguridad y la incertidumbre de cómo se daría el suministro local para los siguientes meses.

“El producto importado arribó en marzo, coincidiendo con el inicio de la emergencia sanitaria del COVID-19. Esta importación representa menos del 10% del consumo de palma que se tenía estimado para este año”, afirma la compañía

Finalmente, Alicorp sostien que su compromiso es siempre poder brindar las mejores condiciones a sus proveedores, mantener las buenas relaciones comerciales conforme a las necesidades de consumo y el incremento de nuestras capacidades de almacenaje.

Fuente: gestion.pe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.