Perú y FIDA firman acuerdo de financiamiento para proyecto Avanzar Rural

El Gobierno del Perú y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), la agencia de las Naciones Unidas para el desarrollo rural, firmaron este jueves un acuerdo de financiamiento para implementar un nuevo proyecto destinado a ayudar a agricultores familiares a aumentar su competitividad y resiliencia y recuperarse del impacto de la COVID-19.

El Proyecto Mejoramiento y Ampliación de los Servicios Públicos para el Desarrollo Productivo Local en los Ámbitos de la Sierra y Selva del Perú (Avanzar Rural) se desarrollará a lo largo de los próximos cinco años y es una de las prioridades del Plan de Recuperación Nacional post COVID-19 del Perú.

Su objetivo es mejorar la capacidad productiva de las y los agricultores familiares y su acceso a los mercados en 101 distritos de los departamentos de Amazonas, Ancash, Cajamarca, Lima y San Martín.

Avanzar Rural supondrá una inversión de US$ 71.4 millones, incluyendo US$ 23.9 millones de fondos FIDA, US$ 41.1 millones aportados por el Gobierno del Perú y una contribución de los beneficiarios de US$ 6.3 millones. El Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) implementará Avanzar Rural a través de su programa Agro Rural.

La meta principal del proyecto es desarrollar la competitividad y la resiliencia al cambio climático de las y los agricultores familiares, prestando especial atención a las mujeres y los jóvenes, históricamente poco escuchados a la hora de tomar decisiones económicas en las comunidades rurales.

Otro objetivo importante será difundir el uso de tecnologías de bajo costo y eficacia probada para impulsar la productividad, acceder a los mercados y mitigar el cambio climático.

Este proyecto no puede ser más oportuno. El acceso de las y los agricultores familiares a los mercados se ha visto gravemente dañado por las restricciones al movimiento impuestas para enfrentar la pandemia. Ahora más que nunca debemos invertir en restaurar y mejorar las cadenas de suministro de alimentos si no queremos correr el riesgo de que una crisis sanitaria se convierta en una crisis alimentaria y humanitaria”, dijo Rossana Polastri, directora del FIDA para América Latina y el Caribe.

La alta funcionaria del FIDA explicó que la única forma de combatir los trágicos efectos de los grandes shocks como el brote de la COVID-19 es promover la resiliencia y que ningún país puede ser resiliente sin contar con la contribución esencial de las y los agricultores familiares a la hora de garantizar la seguridad alimentaria.

El proyecto se inspira en los logros del Proyecto Sierra y Selva Alta (PSSA). Esta iniciativa de desarrollo rural financió, hasta su clausura el pasado mes de diciembre, 1,167 planes de negocio en 85 distritos de Amazonas, Cajamarca, Lima y San Martín, consiguiendo duplicar el ingreso medio de las 40,000 familias que se beneficiaron de él.

El PSSA y otros proyectos financiados anteriormente por el FIDA en el Perú han demostrado que, con el apoyo adecuado, las y los agricultores familiares pueden multiplicar su rendimiento productivo, obtener acceso a los mercados y garantizar la sostenibilidad a largo plazo de sus emprendimientos.

Avanzar Rural beneficiará a 17,400 pequeñas y pequeños productores agrícolas organizados en cooperativas y asociaciones de productores y sus familias, lo que representa un número total de 57,420 beneficiarios directos.

El proyecto incrementará la capacidad de los gobiernos locales y regionales para trabajar en el desarrollo rural, contribuyendo a la planificación territorial y la creación y fortalecimiento de corredores comerciales y económicos que permitirán a las y los agricultores familiares vender sus productos no solo en pequeños mercados locales, sino también a mayor escala.

Hasta el brote de la COVID-19, Perú tenía una de las economías más dinámicas de América Latina y el Caribe. Entre el 2000 y 2017, su PBI creció a una tasa promedio anual de 3.1%. El ingreso per cápita casi se triplicó en ese período, llegando a US$ 5,960. El crecimiento económico fue acompañado por políticas sociales que consiguieron una significativa reducción de la pobreza.

Tenemos que evitar que esos avances económicos y sociales desaparezcan debido al impacto de la pandemia”, dijo Polastri.

Fuente: gestion.pe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *