febrero 7, 2023

Pronóstico de riesgo agroclimático para el cultivo de papa

El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) presentó el pronóstico de riesgo agroclimático para el cultivo de papa para el período diciembre 2022-febrero 2023. Se prevé que las precipitaciones, en toda la costa y sierra, para el mes de diciembre, estarían entre normales a inferiores.

Para enero, los acumulados se encontrarían entre lo normal y por debajo de su histórico en toda la costa y sierra norte y centro occidental.

Aunque, la sierra norte y centro oriental, y sierra sur presentarían acumulados entre normales a superiores a su climatología. Por último, para el mes de febrero, se pronostican condiciones entre normales a superiores para la costa centro y sur y la región Andina.

En cuanto a las condiciones térmicas diurnas se pronóstica: para el mes de diciembre predominan condiciones de normales a superiores en la región Andina; mientras que, la costa centro y sur con condiciones inferiores a su normal.

Para el mes de enero, entre normales a inferiores en la sierra norte y centro; y normales a superiores para la sierra sur y la costa. En el mes de febrero predominarían entre normales a inferiores en la región Andina; y entre normales a superiores para toda la costa centro y sur.

Por otro lado, se esperarían condiciones térmicas nocturnas entre normales a inferiores a lo largo de la costa centro y sur y la región Andina para el mes de diciembre; entre normales a inferiores en la costa, sierra centro y sierra sur occidental durante el mes de enero, a excepción de la sierra norte y sur con condiciones entre normales a superiores; finalmente, para el mes de febrero entre normales a superiores en toda la sierra y la costa sur, a excepción de la sierra centro y costa norte, ya que presentarían condiciones normales a inferiores a su histórico.

Costa Central y sur

Durante el mes de diciembre, en los valles costeros, la prevalencia de temperaturas máximas y mínimas de normales a inferiores a su promedio climático favorecería la finalización de la campaña chica 2022, por lo que se estima un nivel de riesgo bajo; sin embargo, de enero a febrero, debido a las condiciones cálidas propias de verano, los factores de riesgo se incrementarían.

Para las zonas de irrigación de la costa sur como Pampa de Majes, Santa Rita de Siguas y La Joya (Arequipa), ubicados en torno a los 1400 m s.n.m., prevalecería un riesgo de nivel bajo durante diciembre-febrero. Sin embargo, debido a las lluvias superiores a lo normal, no se descartaría un incremento de humedad ambiental propiciando la incidencia de problemas fitosanitarios, especialmente durante febrero.

Sierra norte

Durante diciembre, la persistencia de escasez de humedad en el suelo, días cálidos y temperaturas nocturnas frías mantendría los niveles de riesgo alto, especialmente en las parcelas manejadas en secano del sector occidental; asimismo, no se descartaría daños por heladas, granizadas, veranillos y otros eventos meteorológicos de corta duración.

Durante enero y febrero, el incremento de lluvias previstas favorecería la disponibilidad hídrica, propicio para el desarrollo vegetativo de los sembríos de papa, por lo que el riesgo agroclimático previsto fluctuaría entre bajo y medio, especialmente en la vertiente occidental, donde no se descartaría una escasez de lluvias, granizadas y otros eventos propios de la época.

Sierra central

Durante el mes de diciembre en los sectores de la vertiente oriental de la sierra central, las lluvias previstas en torno a sus normales incrementarían la humedad del suelo, favorable para el desarrollo de las plantas, por lo que se prevé un nivel de riesgo entre bajo y medio; sin embargo, en la vertiente occidental, se mantendrían los factores de riesgo, debido a persistencia de una escasez de humedad y días cálidos, lo que afectaría a las plantaciones en curso y las labores de siembra.

Entre enero y febrero, en el sector occidental de la sierra central, el incremento de lluvias de normales a superiores a su promedio climático favorecería el avance de la campaña agrícola 2022/2023, lo que reduciría los factores de riesgo previsto entre medio y bajo. Sin embargo, en la vertiente oriental, no se descartaría la presencia de enfermedades fitosanitarias asociadas a la alta humedad como la rancha, alternaría, etc., debido a la persistencia de lluvias superiores a su promedio climático.

Sierra sur

Durante diciembre, en el sector occidental de la sierra sur, las lluvias previstas en torno a sus normales favorecerían el desarrollo de las plantaciones de papa de la zona, por lo que se prevén un riesgo bajo; mientras que, la sierra sur oriental y el altiplano, las condiciones de falta de humedad y la frecuencia de días cálidos mantendrá altos niveles de riesgo para el cultivo, especialmente para las plantaciones en pleno desarrollo de los valles interandinos, donde no se descarta marchitez de hojas, escaso crecimiento vegetativo y otros impactos. Asimismo, es probable que estas condiciones ambientales propicien un incremento de la incidencia de gorgojo de los andes, afectando la producción.

Hacia enero y febrero, las lluvias previstas de normales a superiores con respecto a su promedio histórico favorecerían el desarrollo de las plantaciones en curso. Sin embargo, no se descartarían daños por exceso de humedad, granizadas y otros eventos extremos de corta duración que podría afectar las plantas. En estos casos, los riesgos estimados podrían incrementarse hasta un nivel alto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *