octubre 1, 2022

Se reconvirtieron unas 60,000 hectáreas de café en tres años: pasaron al cacao, frutas e incluso a la coca

La situación del sector cafetalero en el Perú no presentará una mejora significativa este año, que continuará produciendo bajo pérdida, a pesar de que se prevé un incremento en los precios con respecto a los del año pasado, sostuvo el gerente de la Junta Nacional del Café (JNC), Lorenzo Castillo.

Así, el representante gremial indicó a Gestion.pe que, de acuerdo con las referencias del mercado internacional, los precios del café mejorarán “levemente” en el 2020, en relación con los del 2019, pero este incremento “no será suficiente” para cubrir los costos de producción.

Según la JNC, el sector de café convencional registra pérdidas de casi 40%: el precio promedio pagado al productor de café cerró en S/ 5.5 por kilo en el 2019, mientras su costo de producción asciende a S/ 8.5.

Esta situación ha conducido a que los productores abandonen unas 60,000 hectáreas de café desde el 2017 hasta diciembre del 2019. “Esto ha ocasionado que en algunas zonas opten por dejar sus cultivos de café, para cambiarlos por cacao, banano, cítricos y otros cultivos como la coca, especialmente en San Martín y la selva central”, agregó Castillo.

De las 425,000 hectáreas de café contabilizadas en el 2012, quedan 370,000 o menos hectáreas en el país, debido a esta reducción que empezó a registrarse a gran escala desde el 2016.

“Y se seguirá abandonándose el cultivo del café, en vista de la crisis de los precios, de la inoperancia del Gobierno, porque todavía no hay una política cafetalera, no hay la capacidad técnica y política para atender este tema, a pesar de las propuestas de los productores de café”, expresó.

No obstante, asegura que cada año el Estado peruano, a través de entidades de los gobiernos central, regionales y locales, invierte unos S/ 600 millones en promover el café, pero no se obtienen verdaderos resultados debido a la falta de articulación.

Esta situación podría cambiar con la implementación del Plan Nacional del Café, que se concretaría este mes, tras haberse oficializado el plan en diciembre del 2019. El gremio ha propuesto que la implementación sea liderada por el Consejo Nacional del Café, y que al mismo se le asignen los recursos básicos para su operatividad.

Con ello, los productores esperan que exista mayor coordinación entre las entidades públicas, una línea de base que recoja la realidad del sector, un impulso a los procesos de innovación y las capacitaciones, así como la creación de una nueva estrategia de promoción del café.

Cafés especiales

En diciembre pasado, Sierra y Selva Exportadora señaló que los productores de café tendrían que apuntar hacia la producción de cafés especiales, frente a la caída de precios del café convencional, puesto que si bien un quintal de este café (46 kg aproximadamente) se comercializa en el mercado internacional a unos US$ 100, un quintal de cafés especiales puede venderse por entre US$ 300 y US$ 500.

Sin embargo, Castillo sostiene que no existen las condiciones para que la mayoría de productores den este paso, puesto que en la actualidad el Perú tiene una mayor oferta que demanda de cafés especiales.

Para que los cafés especiales despeguen, se requiere mayor inversión para el abono, la mejora de procesos, y almacenamiento adecuado, pero sobre todo hace falta promoción comercial, aseguró.

“La oferta peruana de cafés especiales es mayor que la compra que le hace el mercado. Nos falta una buena promoción para que la producción y lo que se pueda incrementar tenga una buena recepción en el mercado”, manifestó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.