diciembre 4, 2023

La Revolución de la IA: Desafíos y Oportunidades en el Desarrollo Empresarial Peruano

La Inteligencia Artificial (IA) se ha convertido en una disciplina científica que crea programas informáticos capaces de realizar operaciones similares a las mentes humanas. En los últimos tres años, su desarrollo imparable ha generado impacto en diversos ámbitos, desde la economía mundial hasta cuestiones legales, como la propiedad intelectual. A nivel global, empresas como Nvidia, dedicada a la fabricación de semiconductores para la IA, están capitalizando esta tecnología, evidenciado por su valuación superior al billón de dólares en 2023.

Según la consultora McKinsey & Company, algunas empresas atribuyen hasta el 20% de sus ingresos a la IA. Estos negocios buscan aumentar el valor de sus productos o servicios, incrementar los ingresos de sus negocios centrales y crear nuevas fuentes de ingreso. En el caso del Perú, el avance de la IA es desigual entre sectores, destacándose la minería y la banca. Sin embargo, en sectores con presencia de medianas y pequeñas empresas, la adopción es más lenta debido a la falta de capacitación y la percepción de altos costos.

Ejemplos como el de Romex (Cafetal) en Perú demuestran que la implementación de la IA puede generar beneficios significativos. Utilizando drones y algoritmos para analizar datos de cultivos, lograron una reducción significativa de costos en mano de obra y la capacidad de tomar decisiones informadas ante eventos adversos, con un costo de aprendizaje de aproximadamente US$20,000.

A pesar de estos avances, persisten desafíos como la falta de infraestructura digital, riesgos éticos, la brecha digital y la escasez de profesionales capacitados para trabajar en el ámbito de la IA. El Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (Ceplan) proyecta que el Producto Bruto Interno (PBI) del Perú podría duplicarse para 2030 con el uso intensivo de la IA.

Sangram Sahoo, CEO de Tata Consultancy Services Perú, destaca que las inversiones locales se centran en la optimización de costos, productividad, y la mejora de la experiencia del cliente. La calidad de los datos y la integración de la IA en los sistemas existentes son retos importantes, junto con la necesidad de un marco normativo robusto que proteja los datos personales y garantice la ciberseguridad.

En el sector agrícola peruano, la implementación de la IA es incipiente, principalmente debido a la falta de información estructurada. Sin embargo, empresas como Space AG han dado pasos significativos al desarrollar algoritmos para predecir tendencias en la floración de arándanos, logrando eficiencias notables como la reducción del impacto por plagas, disminución del uso de pesticidas y ahorro de mano de obra, generando ahorros significativos para los agricultores.