abril 20, 2024

Certificaciones y cacao: ¿Compromiso o sacrificio en épocas de bonanza?

Certificaciones y cacao: ¿Compromiso o sacrificio en épocas de bonanza?

Con un precio de más de 8 mil dólares por tonelada de cacao en el mercado internacional (y algunas proyecciones que apuntan a los 10 mil dólares) la calidad del fermento y las certificaciones parecen perder relevancia, dejando de lado los recursos para este proceso, advierte Arafat Espinoza Ortiz, especialista en ciencias agrarias y asesor agronómico. “El productor tampoco tiene problemas en colocar el grano en su cooperativa o a acopiadores sin ningún control de calidad y trazabilidad. O sea, precio mata certificado”, complementa.

La importancia de las certificaciones para el cacao, señala, está en que desempeñan un papel clave al generar valor agregado y diferenciación en el mercado. Estas certificaciones, como Comercio Justo, Orgánicas, Rainforest Alliance y otras, representan procesos que requieren esfuerzo, recursos y personal capacitado para implementarlos. A través de controles, registros y pasos, se garantiza la ausencia de agrotóxicos, la trazabilidad certera y la aplicación de prácticas alternativas sostenibles. Sin embargo, la actual coyuntura muestra que “las empresas cacaoteras están centradas en conseguir dinero para el acopio y mantener su volumen de acopio mediante sus equipos en campo que sólo se enfocan en cumplir cuotas”, apunta Arafat Espinoza.

A este panorama se suma que los agricultores se esfuerzan por minimizar posibles pérdidas a causa de plagas, enfermedades y robos (hay robo en chacra, en ruta y en balanza) con métodos poco adecuados y descuidando la calidad. Se incrementan los riesgos de endose, del uso de químicos, de trabajo infantil, hay poco control en los procesos. Observa que también aumenta la intención de siembra entre quienes se sienten atraídos por los altos precios y ejercen presión por el uso de tierra en los bosques. “En nuestro contexto, las certificaciones a menudo se convierten en el objetivo final en lugar de ser un camino hacia la sostenibilidad y la calidad.

Garantizar los mercados futuros manteniendo la inversión y esfuerzos en los procesos de certificación en épocas de bonanza es indispensable, pues estos no sólo ayudan a mantener los precios futuros y la reputación, sino que también se centran en la aplicación de prácticas sostenibles a largo plazo. Los altos precios podrían representar un gran oportunidad de trasladar al agricultor buenos precios de compra, bonos y mayor capacidad de asistencia técnica”, concluye el especialista.

EL VIDEO DE LA SEMANA

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO

AUSPICIADORES















CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com
M. 955 059 720