abril 12, 2024

Crisis del Cacao: Precio Rompe US$ 7,000 y Desata Conmoción Global

Desde la crisis de suministros y la guerra de Ucrania, las materias primas han vivido un viaje de auténtica locura mientras las cadenas de abastecimiento del mundo encontraban nuevos ‘encajes’. Las subidas meteóricas que se vivieron entonces han seguido a un periodo de normalización con los precios cayendo a marchas forzadas de todo tipo de metales, alimentos, etc. Sin embargo, hay una excepción clara, el cacao. La base del chocolate no sólo no ha retrocedido, sino que ha vivido el despertar más potente de toda la historia.

Un rally que lejos de frenar ha vivido su mayor repunte los últimos meses. Desde enero el precio de la materia prima se ha disparado un 60% para escalar un 134% desde sus mínimos de 2023. Este miércoles se ha anotado su último gran hito al superar los US$ 7.000 la tonelada. El motivo detrás de la escalada ha sido múltiple pero principalmente viene de una tormenta perfecta entre sus grandes productores, los países de la costa de Guinea, en África. Empezando por fenómenos climáticos, problemas de infraestructura e inversión, enfermedades y un aluvión de especuladores ‘oportunistas’. Todo esto ha desatado una crisis histórica que incluso está poniendo contra las cuerdas a estos países, que dependen de la demanda chocolatera y todos los expertos coinciden en que no será una situación temporal, al menos en el corto plazo.

Concretando un poco más en los problemas que han derivado en esta escalada récord ha sido el fenómeno climático del niño, que ha arrasado las cosechas de Costa de Marfil y Ghana. Estos dos países son los responsables del 55% del mercado a nivel mundial con el primero facturando US$ 3.800 millones mientras que el segundo US$ 1.510 millones. En ese sentido el problema inicial ha sido ‘El Niño’, un fenómeno climático que ha producido un aumento de las temperaturas y condiciones más secas que ha tumbado por completo la producción. De hecho, la producción de Costa de Marfil se ha desmoronado un 28% en su última temporada de cosecha y en el caso de Ghana un 40%. La subida de precios ha limado la caída de ingresos para estos dos países (-20%).

En las últimas semanas esta caída de la producción por el clima se ha mezclado con varias enfermedades, en particular con el hongo de vaina negra campando a sus anchas por las plantaciones africanas y arruinando remesas enteras. La temporada de cosecha acaba este mismo mes de marzo, y los diferentes países ya están avisando de que la expansión de esta y otras enfermedades lastrarán de forma crítica la producción total. Por último, esto se ha mezclado con una amenaza de huelgas en Costa de Marfil por los malos salarios de los trabajadores.

La propia patronal del sector a nivel mundial La Organización Internacional del Cacao (ICCO, por sus siglas en inglés) explicaba en su boletín trimestral que esperan que la caída de la producción siga por todos estos factores en la nueva temporada. Según el boletín trimestral dedicado a este evento, dan por hecho que la oferta mundial caerá un 11% a las 4.449 millones de toneladas mientras que la demanda sólo lo hará un 5%, situándose en los 4.779 millones de toneladas. Un déficit claro que empujará a unos precios mayores.

Por otro lado, Jim Roemer, fundador de Best Weather explicaba en el boletín de su firma que esto se ha mezclado también con una UE más estricta en lo que se refiere a las importaciones agrícolas. Europa es el principal consumidor del mundo de cacao y según el experto, “la próxima regulación sobre deforestación de la UE podría limitar la producción de las granjas”. Especialmente al ver que ya no tienen garantizada su principal cartera de clientes, pueden ver necesario no elevar su producción de la misma manera.

Ben Laidler, estratega de eToro, explica que “los precios se han triplicado desde la Pascua de 2022”. En ese sentido, Laidler asegura que no se puede esperar ninguna corrección hasta octubre pues el cacao es un producto estacional y “los productores y los minoristas tendrán que reponer a precios más altos como mínimo, hasta otra cosecha que se daría en el décimo mes del año”. Incluso pasado ese punto, el experto señala que “la nueva producción puede tardar hasta cinco años en llegar a la cosecha.

Desde BCA Research señalan que, a pesar de que el motivo inicial fue el climático, la aceleración de los últimos meses ha venido en buena medida de un “ataque especulativo”. Los expertos de la firma señalan que los datos de CFTC “muestran claramente que las posiciones especulativas netas como porcentaje del interés abierto son extremadamente elevadas”. Este es el motivo por el que creen que los precios pueden estar tocando su techo, pues esperan que este sentimiento alcista se termine pronto.

“El desequilibrio entre la oferta y la demanda existe, pero el paradigma actual sugiere que el fin del repunte está cerca”. Especialmente si a este enfriamiento de la euforia se le suma un “que los propios altos precios acabarán incentivando una mayor producción en las próximas cosechas”. Desde Capital Economics anticipan una potente caída de los precios en el medio plazo. “Vemos la demanda flaqueando” pero “creemos que promediará los US$ 4.550 por tonelada todo el año frente a los US$ 3.300 a los que cotizaba en 2023.

EL VIDEO DE LA SEMANA

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO

AUSPICIADORES















CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com
M. 955 059 720