marzo 1, 2024

Desafíos Climáticos y Económicos Impactan Agroexportación en Perú para 2023-2024

El sector de agroexportación en Perú enfrenta desafíos significativos durante el 2023, marcados por anomalías climáticas y la proyección de un posible fenómeno de El Niño. Expertos, como Macroconsult, anticipan una caída del 0.9% en el sector, la primera desde 2016. Según el Ministerio de Agricultura y Riego, las agroexportaciones no tradicionales disminuyeron un 0.4% entre enero y septiembre del mismo año. Aunque productos destacados como uvas y paltas registraron un buen desempeño, la estacionalidad y factores climáticos han generado incertidumbre sobre el cierre del año, especialmente para cultivos como los proarándanos, que prevén una reducción del 20% en la temporada 2023/2024.

El impacto de las condiciones climáticas adversas, incluyendo El Niño costero y el ciclón Yaku, se refleja en la pérdida significativa de producción en diversos cultivos, como el mango y los espárragos. La Asociación de Gremios Agrarios del Perú (AGAP) destaca la preocupante disminución de empleo, con la pérdida de hasta 40 mil empleos solo en la región de Chavimochic. Además, la caída del 40% en el volumen de envíos de café, que superó los $1,000 millones el año anterior, contribuye a la compleja situación del sector.

A pesar de los desafíos climáticos, los márgenes de ganancia también son afectados. Rafael Zacnich, de la Sociedad de Comercio Exterior del Perú, señala contracciones en los volúmenes de exportación, aunque destaca el crecimiento significativo en los precios promedio de productos como arándanos y uvas. Sin embargo, la superficie sembrada ha disminuido en un 10.5% hasta agosto, lo que plantea riesgos para la producción futura. La incertidumbre climática y la caída en la superficie sembrada plantean desafíos para el cierre del año y generan preocupaciones sobre la situación del sector en 2024.

Las proyecciones de Macroconsult para el próximo año sugieren un crecimiento del 3.8% en el Producto Interno Bruto (PBI) agrícola, impulsado por la agroexportación. Aunque se espera un crecimiento del mercado interno en un 1.2%, la magnitud del impacto del fenómeno de El Niño sigue siendo una incógnita. El Enfen pronostica la continuidad de este fenómeno climático hasta principios de otoño de 2024, con una probabilidad del 39% de ser fuerte y del 38% de ser moderado. Ante este panorama, el Gobierno propone medidas como mantener el aporte a EsSalud y cambios normativos para incentivar la contratación, aunque la AGAP expresa escepticismo y destaca la necesidad de un marco normativo sólido para la recuperación del sector.

Además, se plantea la preocupación sobre la libertad de tránsito en el Canal de Panamá, ya que los envíos peruanos marítimos han experimentado una disminución del 1.1% en volumen hasta octubre. Las posibles restricciones en el tránsito podrían afectar severamente la exportación de productos perecederos. En este contexto, los desafíos climáticos, la inestabilidad normativa y la incertidumbre en la movilidad de envíos plantean un panorama complejo para el sector de agroexportación en Perú, requiriendo estrategias sólidas para enfrentar estos desafíos y recuperar la estabilidad en el futuro.