marzo 3, 2024

Cultivando esperanza y amor: Replican  huerto hidropónico para niños necesitados

Sika busca concientizar a los niños y a sus colaboradores sobre la necesidad de realizar cultivos responsables a través de la implementación de huertos hidropónicos. Los próximos se realizarán en Lurín y Punta Hermosa.

En un esfuerzo por llevar un mensaje sobre sostenibilidad, la iniciativa del Huerto Hidropónico ha logrado implementar dos espacios de cultivo en Lurín y Ancón, beneficiando a un promedio de 150 niños. Esta acción no solo ha proporcionado la posibilidad de cultivar alimentos frescos y saludables, también ha inculcado valores de sostenibilidad, responsabilidad y trabajo en equipo en los corazones de los beneficiarios.

Desde 2015, cuando se lanzó una convocatoria a nivel mundial para desarrollar proyectos enfocados en la sostenibilidad, destacó el proyecto del Huerto Hidropónico, el cual ha trascendido los límites de la esfera privada para convertirse en un faro de inspiración en la búsqueda de un futuro más sostenible. Bajo el lema “Más Valor, Menos Impacto”, la política de sostenibilidad de Sika se ha materializado a través de este proyecto que busca empoderar a las comunidades y generar un cambio positivo.

Esta iniciativa sobresale no solo por su concepto, sino por su ejecución. La creación de huertos hidropónicos dentro de las instalaciones ha demostrado que es posible llevar el mensaje de sostenibilidad a la comunidad a través de acciones concretas. Mediante la utilización de materiales reciclados y de bajo costo, el proyecto se ha replicado en diversos entornos.

“Realizamos la primera réplica en Ancón, en un colegio albergue para niños, motivados por uno de nuestros colaboradores que había estudiado allí. Este huerto recibió el respaldo de voluntarios de la Marina de Guerra y vecinos, quienes brindaron su apoyo en la logística para trasladar el huerto desde Lurín hasta Ancón. La segunda réplica se llevó a cabo en una casa hogar en Lurín, donde Sika construyó nuevamente un huerto para el beneficio de los niños y familias. Los próximos pasos del proyecto consisten en replicarlo en Lurín y en un centro médico en Punta Hermosa”, señala Rocío Gálvez, Asistente de Gerencia, Responsabilidad Social y Comunicaciones de Sika.

La réplica del proyecto del Huerto Hidropónico no se ha limitado únicamente a albergues y colegios, sino que también se ha extendido a los trabajadores de Sika y sus clientes. Hasta ahora, se han realizado más de 30 réplicas con éxito. En estos módulos, se han cultivado lechugas, apios, acelgas, fresas, hierbabuena y otros tipos de plantas.

El proyecto del Huerto Hidropónico va más allá de la simple producción de alimentos; también promueve la formación de valores y la esperanza en las comunidades. Al llevar este proyecto a hogares y organizaciones necesitadas, se está sembrando un mensaje de responsabilidad y amor por el medio ambiente y por los demás. “A través de los huertos, esperamos resaltar la importancia de la autogeneración de alimentos saludables y demostrar la viabilidad de cultivar en casa”, comenta Gálvez

Además, Sika busca reducir el impacto en la naturaleza, guiando y evaluando sus acciones mediante indicadores claros: una reducción anual del 3% en el consumo de agua por tonelada vendida, un aumento del 50% en proyectos sociales anuales y un 50% más de beneficiarios directos de los proyectos de sostenibilidad.

Un objetivo a largo plazo que Sika espera lograr es hacer que el modelo del Huerto Hidropónico sea aún más sostenible al incorporar paneles solares para autoabastecerse de energía eléctrica, lo que permitirá alcanzar una producción óptima y planificada para abastecer a los comedores cercanos a la planta.