mayo 26, 2024

El café peruano enfrentó un primer trimestre negro

1

Los problemas climáticos que afectaron a la competencia el 2022, esta vez se presentaron en el país y se complicaron con las protestas sociales. Las exportaciones llevan un 70% de caída.

En el 2022, el café fue posiblemente el fruto que más sorprendió al ubicarse entre los 3 principales productos exportados por el Perú. Tras cuatro años lejos del Top 3, tuvo niveles de exportación que no había logrado en toda su historia, pues por primera vez superó los US$ 1,000 millones, uniéndose así al selecto grupo al que solo han logrado acceder la uva, palta y arándano.

Los envíos de café en el 2022 llegaron a 244 mil toneladas valorizadas en US$ 1,220 millones, siendo el tercer producto agrícola más exportado del país. Estas cifras fueron superiores en 20% en volumen, pero 50% mayor en valor con respecto lo obtenido durante el 2021. Fue un gran año, pero atípico. Tanto así que durante los primeros meses del 2023 las cifras se muestran desalentadoras para este nuevo año.

Durante el primer trimestre del 2023, se exportó 16 mil toneladas de café por un valor de US$ 76 millones, mientras que en el 2022 se exportó 60 mil toneladas por US$ 275 millones. Una contracción superior al 70% tanto en volumen como en valor.

Curiosamente, lo que generó los buenos resultados el 2022, también explican la caída del 2023: el clima (aunque este año ha tenido su cuota de perjuicio por los conflictos sociales). En el 2022, el clima afectó a la campaña de Brasil, el principal exportador global de café, y a Colombia, por lo que el mundo quedó desatendido. Como consecuencia, los precios se dispararon y el Perú pudo aprovechar la mayor demanda y los altos precios. Para el 2023, el clima se portó errático con el Perú. Además de generar problemas con la campaña local, las principales zonas productoras (Cajamarca, Junín y San Martín) vieron sus vías bloqueadas por las protestas sociales.

En términos de clima, el continuo aumento de la temperatura global afecta directamente a la producción de café, dado que este producto requiere de un nivel de temperatura, luz y humedad específico para su crecimiento y garantizar la calidad de este. Por lo que va ser importante que tanto empresas como autoridades desarrollen una estrategia de adaptación del proceso de producción para atenuar el impacto.

Respecto a la dinámica del precio, se espera que en los próximos meses la producción brasileña de café — que viene recuperándose desde septiembre del 2022— alcancé el punto más importante de su ciclo productivo bienal, con 65 millones de sacos de 60 Kg de café arábico. Y este esperado aumento de la oferta ya ha afectado al precio internacional del producto.

¿Cómo va la campaña peruana del café?

A pesar de las dificultades mencionadas, el café peruano llegó a más de 30 países alrededor del mundo en el primer trimestre del año. De este grupo, los europeos concentraron el 52% del valor exportado; mientras que Norteamérica, el 23%, lo que los distingue como las principales regiones importadoras del producto.

En el viejo continente, el precio promedio por kilogramo fue US$ 4.75, mientras que en Norteamérica estuvo en US$ 4.67, cifras inferiores en un 2% y 3% a las obtenidas durante el 2022, respectivamente. En particular, los principales destinos del producto fueron Estados Unidos (17% de participación), Alemania (16% de participación) y Bélgica (12% de participación).

En este primer trimestre, el mercado estadounidense importó 2.7 mil toneladas por US$ 13 millones, con un precio por kilogramo de US$ 4.7 por kilogramo. En comparación al valor acumulado durante el mismo periodo el año anterior, este es inferior en un 80% a los US$ 65 millones obtenidos durante el 2022. La presentación del producto con mayor demanda fue el café sin tostar de variedad arábica, que concentró casi la totalidad de lo exportado al país.

Respecto a los principales mercados europeos, Alemania adquirió 2.6 toneladas de café por un monto de US$ 11 millones, con un precio por kilogramo de US$ 4.5 Este monto acumulado fue inferior en un 78% a los US$ 55 millones generados durante el mismo periodo del año anterior. Al igual que en los Estados Unidos, la presentación más demandada fue el café sin tostar de variedad arábica. A su vez, Bélgica importó un volumen de 1.9 mil toneladas valorizado en US$ 9.4 millones, con un precio de US$ 4.8 por kilogramo. Este valor acumulado es inferior en un 68% al obtenido durante el 2022. En este país, se mantiene la tendencia de la presentación sin tostar como la más demandada.

En suma, a nivel global, la presentación con mayor demanda fue el café sin tostar, al acumular US$ 75.8 millones (99.5% del valor total), mientras que el café tostado (grano y molino) junto a otras presentaciones instantáneas, suman US$ 370 mil.

Finalmente, en lo que concierne al sector empresarial, Perales Huancaruna S.A.C. fue la agroexportadora con mayor volumen y valor exportado en estos primeros meses del año, al acumular un volumen de 3 mil toneladas de café sin tostar enviadas por US$ 15 millones (20% del valor total). Los principales destinos de los envíos de la empresa fueron Corea del Sur, Reino Unido y Alemania. En segundo lugar, Comercio Amazonía S.A. sumó un total de 900 mil toneladas de café sin tostar exportadas por US$ 4.9 millones, principalmente, al mercado alemán, neerlandés y estadounidense.

EL VIDEO DE LA SEMANA

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO

AUSPICIADORES















CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com
M. 955 059 720