abril 19, 2024

Más de 3.600 productores de café recibieron apoyo financiero de la Unión Europea

6

Campesinos beneficiados provienen de sectores vulnerables de Cusco, Junín y Andahuaylas. Cooperativa peruana alcanzó colocaciones por S/. 100 millones en favor del sector cafetalero.

Un total de 3.636 productores campesinos de café socios de la Cooperativa Cafetalera San Fernando (de Cusco) y a la Cooperativa Agraria Cafetalera La Florida (de Junín), resultaron beneficiados con líneas de crédito, capacitación financiera y de gobernanza, así como el adiestramiento en el manejo agrícola bajo estándares ecológicos y de cambio climático, y en igualdad de género en las cadenas de valor. Estos fueron los principales logros alcanzados por el programa “Organizaciones de Productores para América Latina” (FO4-LA), financiado en nuestro país por la Unión Europea.

FO4-LA está presente en Perú desde hace poco menos de dos años, y su administración está bajo responsabilidad del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA). En el caso particular de nuestro país, el monto destinado a los pequeños productores alcanza los 296 mil euros.

Este importante apoyo financiero y de capacitación también contó con la participación de las agencias agrarias internacionales TRIAS, UPA-DI, e INFOCOS, todas integrantes de AgriCord, entidad que agrupa a diversas “financieras verdes”, vinculadas al aumento de ingresos, mejora de la calidad de vida, la seguridad alimentaria y nutricional, y la integración de las familias campesinas a los sistemas productivos y económicos.

Con ese objetivo financiaron emprendimientos de crianza de animales menores, como cuyes, como forma de generarles mayores ingresos ante la estacionalidad de las cosechas o por los embates de la naturaleza, pero además como forma de acceso a nuevas fuentes bioambientales para abonar sus campos.

Como parte del programa FO4-LA, la Cooperativa de Ahorro y Crédito Los Andes, de Andahuaylas, cuyos jóvenes socios -campesinos o sus hijos- fueron capacitados administrativa, financiera y laboralmente, convirtiéndose en la principal herramienta de ahorro y crédito de los campesinos. Actualmente, la colocación de la cooperativa alcanza los S/. 100 millones.

Todos sus socios son campesinos productores integrantes del grupo más vulnerable de pequeños campesinos, provenientes de Cusco, Junín y el propio Andahuaylas, lo que visibiliza muchos más su importancia como herramienta financiera, ante la ausencia de la banca privada y a veces hasta del propio Estado.

Esta evaluación de los trabajos del FO4-LA fueron informados en el foro “Inclusión de Jóvenes y Mujeres en la Agricultura Familiar Campesina en Perú: Experiencias del Programa FO4LA”, realizado ayer en Lima.

Evalúan continuidad del programa
La revisión a los avances alcanzados por el FO4-LA servirán para continuar con su aplicación en el Perú, cuya ampliación en planes y financiamiento, será evaluada en los siguientes meses, pues la Unión Europea está próxima a aplicar -desde enero del 2024- su plan de “producción verde”, que entre otros puntos obliga a sus países miembros a comprar alimentos e insumos bajo seguras y rigurosas normas de “cero emisiones”.

Los representantes de AgriCord, Gabriela Quiroga; de FIDA, Juan Diego Ruíz; de INFOCOS, Felipe Alessio; y de TRIAS Perú, Lucila Quintana, expresaron a la prensa su seguridad en mantener el trabajo del programa en nuestro país, ya que los avances logrados superan las metas previstas para este tramo.

“Falta trabajar más en la búsqueda de políticas públicas que, desde el propio Estado, tanto Ejecutivo como Legislativo, contribuyan al cambio social y económico hacia una economía equitativa y más justa”, fue lo que resaltó Juan Diego Ruíz, de FIDA.

A su turno, Felipe Alessio, de INFOCOS, dijo que “todos sabemos que los cambios no se hacen de abajo hacia arriba, sino a la inversa. Por eso se busca empoderar a los propios productores, darles sus herramientas financieras para que ellos mismos los administren y usen”.

Mientras que Gabriela Quiroga, de AgriCord, destacó que “se debe buscar plataformas múltiples activas, Innovar, transformar, complementar y trabajar más con jóvenes, con mujeres. “Con todos. Cambiar las relaciones de poder en el campo es vital”, apuntó.

Por su parte, Lucila Quintana, de TRIAS Perú, aseveró que queda aún mucho por trabajar en favor del campesino productor, apuntando a una justicia social más inclusiva y sostenible, y presentó como un ejemplo de los logros del programa FO4-LA, el caso de Yolanda Orihuela García, hija de un productor cafetalero de la Cooperativa San Fernando, quien a través del proyecto fue capacitada y hoy es una catadora Q-Grader, que ayuda a mantener la calidad del grano aromático.

EL VIDEO DE LA SEMANA

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO

AUSPICIADORES















CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com
M. 955 059 720