abril 16, 2024

Pronóstico de riesgo agroclimático para el cultivo de maíz

5

El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) presentó el pronóstico de riesgo agroclimático para el cultivo de maíz para el período marzo-mayo 2023. Se prevé las siguientes condiciones térmicas diurnas para el mes de marzo entre normales a superiores en el litoral costero y sierra sur.

Mientras que el resto de territorio dentro de sus normales. Para el mes de abril y mayo, entre normales a superiores en región costa, selva, sierra centro oriental, sierra sur y la región selva; a excepción de la sierra sur occidental que estaría por debajo de lo normal en mayo.

Por otro lado, se esperarían condiciones térmicas nocturnas superiores en la costa norte, sierra norte y sierra centro occidental; y entre sus normales en el resto de sierra y selva para el mes de marzo; superiores en la costa norte y sur, sierra norte, sierra sur oriental y selva, a excepción de la sierra centro y sur occidental con valores por debajo de lo normal durante el mes de abril; finalmente, en mayo, entre normales a superiores en sierra norte, centro y selva; a excepción de la costa sur y sierra occidental con valores por debajo de lo normal.

Costa norte, central y sur

En la región de la costa norte se presentaría un nivel de riesgo agroclimático de medio a alto, durante marzo y abril, debido a la presencia de condiciones diurnas y nocturnas superiores a sus promedios climáticos las cuales promoverían condiciones favorables para la presencia de plagas, como el cogollero (Spodoptera frugiperda) que afectarían el crecimiento vegetativo del maíz amarillo duro; asimismo, las precipitaciones superiores a sus valores normales y bajo el escenario de un evento cálido en desarrollo podrían condicionar la perdida de sembríos de maíz por inundación.

En la costa central y sur, entre los meses de marzo y mayo, se presentaría un nivel de riesgo agroclimático entre bajo a medio debido a que las temperaturas máximas sobre sus valores normales favorecerían la maduración y cosechas del maíz amarillo duro; por otro lado, en algunas parcelas agrícolas este régimen térmico contribuiría a la presencia de plagas en este cultivo durante su crecimiento vegetativo.

Sierra norte

En la sierra norte, durante los meses de marzo y abril se estima un nivel de riesgo agroclimático de medio a alto, debido principalmente a que se prevé precipitaciones por encima de su normal las cuales podrían afectar a las parcelas de maíz por problemas de drenaje. En otras parcelas agrícolas se presentaría un régimen térmico superior a lo normal y precipitaciones entre normales a superiores las cuales podrían favorecer la presencia de plagas en el cultivo de maíz amiláceo en plena formación de panoja y espiga; condicionando un nivel de riesgo agroclimático entre bajo a medio.

Sierra central

En la sierra central, en marzo se prevé un riesgo agroclimático bajo, debido a las precipitaciones y un régimen térmico entre normales y superiores las cuales favorecerían las necesidades hídricas del maíz amiláceo durante el crecimiento vegetativo y fase reproductiva; asimismo, no se descartarían descensos bruscos de la temperatura mínima que podría afectar la cobertura foliar del maíz amiláceo; que aunado a los efectos de la presencia de granizadas y sequías podrían incrementar los impactos en el cultivo de maíz amiláceo. Durante marzo y mayo, en algunas localidades las deficiencias de lluvias podrían afectar las necesidades hídricas para las siembras atrasadas de maíz amiláceo.

Sierra sur

En la sierra sur, durante el mes de marzo se presentaría un nivel de riesgo agroclimático entre bajo a medio, debido a que se prevé precipitaciones normales y un régimen térmico sobre sus normales las cuales podrían ocasionar la presencia de algunas plagas; asimismo no se descarta la presencia de granizadas y sequías que podrían incrementar el nivel de riesgo.

Sin embargo, durante abril se presentaría precipitaciones entre normales a superior a su normal condicionando un riesgo agroclimático bajo, debido a que el maíz se encontraría mayormente en las fases de maduración y cosecha. Hacia mayo se presentarían precipitaciones por debajo de su normal condicionando problemas de estrés hídrico para las siembras atrasadas del maíz amiláceo.

Selva norte

En la selva norte, se presentaría un nivel de riesgo agroclimático bajo entre los meses de marzo y mayo debido a que se prevé precipitaciones entre sus normales y un régimen térmico entre sus normales a superiores, las cuales serían favorables para satisfacer las necesidades hídricas del cultivo de maíz amarillo duro en pleno crecimiento vegetativo, así como favorecer la instalación de nuevas parcelas. En algunas parcelas agrícolas las condiciones de humedad podrían favorecer la presencia de enfermedades en el cultivo de maíz amarillo duro.

EL VIDEO DE LA SEMANA

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO

AUSPICIADORES















CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com
M. 955 059 720