febrero 23, 2024

Resiliencia Agrícola: Superando Desafíos en la Producción de Mango Piurano

La ausencia de condiciones climáticas ideales en el norte, debido al Fenómeno El Niño, ha tenido consecuencias significativas en el sector agrícola, especialmente en la región productora de mango en Piura, Perú. El cambio climático ha afectado la floración del mango, con una producción este año apenas alcanzando el 10% en comparación con el 2022. El mango Kent, que representa el 95% de las áreas de cultivo, se ha visto particularmente afectado. La baja floración ha llevado a una drástica disminución en la producción, estimándose que este año solo se llegará a alrededor de 60,000 toneladas, en comparación con las 500,000 a 600,000 toneladas de la campaña anterior.

La crisis en la producción de mango ha tenido un impacto económico negativo en el sector agrícola, con el precio del mango para exportación duplicándose. El kilo para envíos marítimos ha pasado de S/ 2 a S/ 4, mientras que para exportación por vía aérea ha aumentado de S/ 6 a S/ 12. Esta situación ha generado preocupación en el sector, ya que los agricultores se enfrentan a endeudamientos considerables y la posibilidad de no contar con recursos para los cultivos del próximo año. El presidente de la Cámara de Comercio y Producción de Piura, Javier Bereche, ha instado a brindar apoyo financiero al sector, especialmente a los pequeños agricultores, que constituyen aproximadamente el 70% de la actividad agrícola en la zona, y cuya sostenibilidad se ve amenazada.

El impacto no se limita al mango, ya que otros productos de la región Piura, como palta, uva, arándanos, banano orgánico y algodón, también han experimentado disminuciones significativas en su floración. La falta de inversión en el sector agrícola en los últimos años ha llevado a algunos empresarios a considerar la migración a países vecinos, como Colombia, Ecuador, Chile o Brasil, que ofrecen instrumentos de fomento agrario que actualmente no están disponibles en el Perú. Aunque el impacto de la baja floración aún no se refleja completamente en las exportaciones de mango de este año, se observa una disminución del 8% en el valor FOB, lo que destaca la vulnerabilidad del sector a eventos climáticos extremos.