marzo 3, 2024

Cosecha de cítricos en la UE desafiada por condiciones climáticas adversas

En la temporada 2023/2024, la Unión Europea (UE) enfrenta desafíos en la producción de cítricos debido a condiciones climáticas adversas, incluyendo sequía, limitaciones de riego y altas temperaturas durante las fases críticas de floración y cuajado de frutos. Se proyecta que la producción total de cítricos en la UE alcance los 9.9 millones de toneladas, manteniéndose en niveles similares a la cosecha limitada de 2022/2023, pero por debajo del promedio histórico. Aunque la producción de naranjas y mandarinas/clementinas disminuye, el aumento en la producción de limones y pomelos compensa parcialmente estas pérdidas, con un crecimiento destacado del 15% en la cosecha de limones.

La situación económica de los agricultores europeos se ve afectada por costos crecientes, que incluyen energía, fertilizantes y productos fitosanitarios. A pesar de estos desafíos, se espera que los precios más altos en el mercado contribuyan a mejorar los márgenes de beneficio de los productores y compensar el impacto negativo de la segunda cosecha corta consecutiva de cítricos en la UE. Sin embargo, esta mejora podría estar amenazada por la posibilidad de que los precios más altos frenen el consumo en la UE, especialmente en un contexto de inflación. Además, se proyecta que habrá una reducción en la cantidad de cítricos destinados a fines de procesamiento debido a la menor cosecha anticipada para la temporada 2023/2024.

En resumen, la UE se enfrenta a desafíos en la producción de cítricos debido a condiciones climáticas adversas, lo que resulta en una cosecha proyectada que se mantiene estable en comparación con la temporada anterior, pero por debajo de los promedios históricos. Aunque la diversificación en la producción de limones y pomelos compensa parcialmente las pérdidas en naranjas y mandarinas/clementinas, los agricultores enfrentan costos crecientes. A pesar de la posibilidad de mejorar los márgenes de beneficio, la inflación y la reducción en la cantidad destinada a procesamiento plantean desafíos adicionales para el sector.