abril 16, 2024

Estado actual del manejo forestal en Perú

7

Los bosques abarcan una tercera parte de la superficie terrestre y se encuentran entre los ecosistemas más grandes de nuestro planeta. Es fundamental preservar estos ecosistemas debido a que brindan servicios ambientales esenciales para la supervivencia de todos los seres vivos. Entre estos servicios se destacan su papel como pulmones naturales, al capturar dióxido de carbono y liberar oxígeno, y su capacidad para captar y filtrar agua, así como retener suelos, lo que los convierte en un elemento clave en la lucha contra el cambio climático.

Los bosques albergan alrededor del 80 % de las especies animales y vegetales, y son vitales para la subsistencia de más de mil millones de personas, incluyendo a más de dos mil pueblos indígenas que dependen directamente de ellos para su supervivencia. Por estas razones, es fundamental implementar prácticas de manejo sostenible para garantizar su preservación, y detener tanto la tala ilegal como el cambio de uso del suelo.

La Asamblea General de las Naciones Unidas, mediante la aprobación de la Resolución A/67/437, instituyó el Día Internacional de los Bosques, que se celebra anualmente desde 2013 el 21 de marzo. El propósito de esta fecha es enfatizar la importancia de los bosques y árboles de todo tipo y promover la conciencia sobre su valor.

El propósito principal del Día Internacional de los Bosques es sensibilizar a las personas sobre la importancia de los bosques en la vida humana y en el papel crucial que juegan en la eliminación de la pobreza, la sostenibilidad ambiental y la seguridad alimentaria. La gestión sostenible de los ecosistemas boscosos es fundamental para abordar los desafíos que enfrentan los en vías de desarrollo o ya desarrollados.

Si profundizamos en la función clave de los bosques, podemos observar que desempeñan un papel fundamental en el ciclo de los nutrientes, del agua y del carbono en el planeta. Además, también regulan la temperatura ambiental, purifican el aire a través de la fotosíntesis, actúan como hábitat para muchas especies y nos brindan productos que son esenciales para la subsistencia de las generaciones actuales y futuras.

No obstante, la destrucción de los bosques puede tener graves consecuencias, como agravar los efectos del cambio climático, la desaparición de especies forestales de fauna y flora, y el aumento en los precios de los productos debido a su escasez. Por lo tanto, es fundamental tomar medidas para la conservación y gestión sostenible de los bosques.

Los bosques son comúnmente referidos como “fábricas de agua” debido a que las cuencas hidrográficas y los humedales forestales contribuyen con el 75 % del abastecimiento de agua dulce disponible en el mundo, utilizado para satisfacer las necesidades de los hogares, la agricultura, la industria y el medio ambiente. Por lo tanto, los bosques tienen una gran importancia para la vida del planeta entero.

Educación forestal

Es fundamental tener en cuenta que a medida que la población mundial llegue a los 8.500 millones de personas para el año 2030, los bosques serán más cruciales que nunca. Invertir en educación forestal puede contribuir a crear un mundo mejor. Los países pueden trabajar juntos para enfrentar la deforestación y promover la restauración de los paisajes degradados, mediante la colaboración entre científicos, políticos, agentes forestales y comunidades locales. La educación forestal es un componente esencial en este proceso y permitirá alcanzar un futuro más próspero.

Una gran parte de la población rural reside en zonas de escaso potencial, pero a su vez, depende de los recursos naturales como medio de subsistencia. Debido a las restricciones existentes en cuanto a la calidad y/o cantidad de dichos recursos y la falta de alternativas, degradan el mismo fundamento que los sostiene. Cualquier posible solución debe orientarse hacia el desarrollo sostenible, el cual preserva los recursos naturales como requisito fundamental para mantener los servicios ecológicos necesarios para una población en crecimiento constante.

Sistemas agroforestales

Cada año, alrededor de 200 000 hectáreas de bosques son perdidas en Perú debido a varias actividades como la tala, cambio de uso de suelo, minería ilegal, monocultivos agroindustriales, entre otros. Existe una posibilidad de revertir esta situación a través de un trabajo conjunto entre el Estado, la empresa privada, las comunidades y la sociedad en general, fomentando la restauración progresiva y rigurosa de las más de 10 millones de hectáreas que ya han sido perdidas en nuestro país. Dentro de este enfoque, se promovería la implementación de sistemas agroforestales que sean ecológicamente seguros, económicamente viables, socialmente justos y culturalmente apropiados.

La agroforestería se define como una forma sostenible de manejar la tierra que aumenta el rendimiento global, combinando la producción de cultivos, incluyendo árboles frutales, junto con plantas forestales y/o animales, ya sea de manera simultánea o secuencial, en la misma área de tierra. Este enfoque agroforestal mantiene o aumenta la productividad a lo largo del tiempo, lo que nos permite producir conservando y conservar produciendo.

Es importante destacar que el Objetivo de Desarrollo Sostenible 15 aborda el tema de la “Vida de ecosistemas terrestres”, y enfatiza la relevancia de preservar, rehabilitar y fomentar el uso sustentable de los ecosistemas terrestres, implementar prácticas sostenibles en la gestión de los bosques, combatir la desertificación, detener y revertir la degradación de las tierras, y detener la pérdida de la diversidad biológica.

Gracias a su ubicación geográfica, el Perú ocupa el cuarto lugar en el mundo entre los países con mayor extensión en bosques tropicales y el noveno con mayor superficie forestal, es posible apreciar una amplia variedad de ecosistemas boscosos gracias a las condiciones geográficas y climáticas que presenta el país, lo que se traduce en una extensión total de 73.3 millones de hectáreas de bosques. Entre estos ecosistemas, se destacan el bosque montano nublado, bosque altoandino, bosque seco costero, bosque húmedo premontano, bosque interandino, bosque montano occidental y bosque de selva baja, cada uno con una riqueza natural singular y un valor intrínseco que los hace únicos e insustituibles.

Escribe: Ing. For. Moore Llens Brunner Ruiz, gerente general del Grupo Brunner y presidente de la ONGD Reforesta Loreto (RELOR)

Fuente : Agro Perú.

EL VIDEO DE LA SEMANA

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO

AUSPICIADORES















CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com
M. 955 059 720