febrero 23, 2024

FAO distingue sistemas agrícolas chakra de los Andes y el Amazonas de Ecuador

0

Los “excepcionales” paisajes chakra del país andino han prosperado “gracias a la acción colectiva de los pueblos indígenas”, que han “garantizando la gestión sostenible de los recursos naturales y la soberanía alimentaria.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) destacó la importancia global de los sistemas agrícolas y agroforestales chakra de la cordillera de los Andes y la región amazónica de Ecuador, en los que “las mujeres indígenas desempeñan un papel protagonista”.

Ambos fueron reconocidos como “Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM)” por “su importancia mundial y su apoyo a la seguridad alimentaria y a los medios de subsistencia y la agrobiodiversidad autóctona, así como a los sistemas de conocimientos ancestrales, los valores sociales y la cultura”.

Los “excepcionales” paisajes chakra del país andino han prosperado “gracias a la acción colectiva de los pueblos indígenas”, que han “garantizando la gestión sostenible de los recursos naturales y la soberanía alimentaria a lo largo de los siglos”, detalló el organismo de la ONU en un comunicado.

Los cultivos andinos del pueblo Kichwa se caracterizan por la integración ecosistemas y prácticas agrícolas a una altitud que oscila entre los 2,500 y 3,400 metros en las montañas Cotacachi.

Se trata de entornos agrícolas que son “el centro del desarrollo de la vida” de las comunidades que los gestionan y fundamentales para la “conservación de una gran diversidad de cultivos únicos”.

Paralelamente, en los entornos amazónicos la población ha desarrollado unos sistemas de gestión sostenible basados un policultivo de cacao combinado con especies vegetales para generar madera, frutas, medicinas, alimentos y ornamentos.

Estos sistemas de integración de la actividad humana en la selva amazónica imitan “procesos naturales de restauración de los bosques” que respetan el medio ambiente local, según la FAO.

La designación de estos lugares “impulsa el empoderamiento de las mujeres, ya que el 80 por ciento de las chakra están gestionadas por mujeres indígenas, conocidas localmente como Chakramamas, que utilizan valiosos conocimientos tradicionales”, aseguró hoy la directora adjunta de la FAO, María Helena Semedo.

Con estas últimas incorporaciones a la lista de sistemas del patrimonio agrícola mundial, la red mundial del patrimonio agrícola de la FAO cuenta ahora con 74 sistemas en 24 países de todo el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *