diciembre 3, 2022

Con desafíos climáticos, sanitarios e inflacionarios, la producción mundial de carne crecerá más de 1% este año: FAO

La FAO detalló que este año se producirán 360 millones de toneladas de carne; en cerdo, el crecimiento será de 1.8%; la aportación de Sudamérica en carne de res y pollo será un factor determinante.

Para finalizar 2022 se espera que la producción mundial de productos cárnicos ascienda a 360 millones de toneladas, esto supondría un crecimiento de 1.2% respecto a lo registrado al cierre del año pasado. 

Las estimaciones de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), apuntaron que este incremento sería propiciado en mayor medida por China y la recuperación de su industria porcina de los efectos de la Fiebre Porcina Africana (FPA).


De acuerdo con sus proyecciones, a nivel global, específicamente el procesamiento de cárnicos de cerdo totalizaría en 124.6 mt., lo que en comparación interanual, sería superior por 1.8%.


Para el organismo internacional, otro participante relevante en la aportación de proteína animal, sería la región sudamericana, con contribuciones importantes en los rubros tanto de carne bovina como de ave, que finalizarían con 73.9 mt. (+1.4%) y 138.8 mt. (+0.6%), respectivamente.


Hay alza en la producción pero…

Si bien la perspectiva en general es positiva, se indicó que factores como los  altos costos de producción, derivados en gran parte por el alza en los valores mundiales de los granos, enfermedades como la Influenza Aviar, y condiciones climáticas desfavorables como la sequía, continuarán representando retos importantes para el sector.


Para la FAO, a lo largo del año estos elementos han llevado al sacrificio prematuro de los animales en un intento por mitigar las pérdidas financieras, sin embargo, estas estrategias se han traducido en pesos reducidos por canal y una menor rentabilidad. 

A esto se suman los efectos remanentes de la pandemia por Covid-19, pues si bien los trabajos en plantas han retomado su ritmo con el regreso de labores presenciales, aún se perciben interrupciones a lo largo de la cadena productiva, causando la ralentización del suministro en algunos mercados. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.