febrero 29, 2024

Se sabe que este año Holanda va a plantar al 100%, por lo que estamos comenzando sin la inquietud de la campaña pasada

Los primeros análisis de la campaña de hortícolas Almería apuntan a que, hasta ahora, se estaría observando un freno en la expansión de las superficies de tomate y pimiento, que podrían descender en torno a un 4%, de acuerdo con datos compartidos recientemente por Asaja Almería.

“El año pasado, el llamado ‘nuevo trips’, que no es tan nuevo, pegó muy fuerte en pimiento. El Thrips parvispinus hizo mucho daño a las plantaciones provocando que los frutos no fueran comerciales, por eso seguramente habrá agricultores que lo tuvieron que este año hayan tenido miedo y hayan cambiado a otros cultivos”, comenta José Miguel, de Hortamar.

“En cuanto al tomate, hay que recordar que existen muchos problemas de mano de obra; es cara y además sigue siendo muy escasa. El tomate es un cultivo que requiere un equipo trabajando de forma permanente, al contrario que en otros cultivos. Por ejemplo, en pepino, una vez que se entutoran las plantas solo hay que ir recolectando los frutos, que además pesan entre 400 y 500 gramos –frente a los tomates, que pueden estar en torno a los 100 g– y hacen que la recolección sea más rápida y ágil; mientras que los tomates requieren podas semanales para que los frutos puedan ir engordando correctamente”.

“Además, existe el problema del virus rugoso. Afortunadamente, en nuestra cooperativa el año pasado no tuvimos ningún caso, aunque cada vez producimos menos tomates; pero sí es verdad que otros vecinos del Poniente y, sobre todo, del Levante, se vieron afectados. Es un virus que se transmite con mucha facilidad, solo con el contacto, por eso en cuanto aparece alguna planta afectada es muy probable que infecte toda la plantación”.

“Por todo esto, es posible que la gente se haya ido a los cultivos que el año pasado fueron un poco mejor, calabacín y pepino”. De hecho, según el análisis de Asaja Almería, aumentarían en torno a un 10%.

“En Hortamar las plantaciones en su mayor parte aún no están sembradas porque estamos en Roquetas y nuestra producción es más tardía, pero ya podemos decir que vamos a aumentar un poco en pepino Almería, que es nuestro producto estrella y, yendo un poco en contra de la previsión, también lo haremos en pimiento”.

Estas fluctuaciones en la superficie cultivada se reflejarán en la oferta de las diferentes hortalizas que habrá en el mercado esta campaña que, si no ocurre nada inesperado, volverá a la normalidad tras regularizarse los precios de la energía que llevaron a los invernaderos holandeses a apagar sus luces el invierno pasado; y que ya se está notando.

“Recuerdo que el año pasado ya en esta fecha los clientes querían cerrar programas. Fue una temporada compleja y no solo por eso; cuando subieron tanto los precios hubo compromisos que no se podían cumplir y se produjo bastante tensión”.

“Este año hemos vuelto a la normalidad. Como se sabe que Holanda va a plantar al 100%, no existe esa prisa, y eso nos está permitiendo trabajar sin la inquietud de la campaña pasada”.

FreshPlaza