febrero 26, 2024

Desafíos Climáticos y Económicos Impactan la Agricultura Brasileña en 2024

En 2024, se espera que el PBI agropecuario en Brasil crezca un modesto 1.5%, en comparación con el 14.5% proyectado para el año actual, debido a las implicaciones del fenómeno climático El Niño, según la Confederación de la Agricultura y Pecuaria (CNA). Además, se pronostica una ligera disminución en el valor bruto de la producción y márgenes de beneficio más bajos para productos clave como la soja, el café y el maíz. El clima extremo ha afectado la cosecha actual, y la CNA destaca la importancia de los eventos climáticos en diciembre y enero para determinar la magnitud de la caída.

La CNA hace un llamado al Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva para aumentar la inversión en el Seguro Rural en 2024 a 3,000 millones de reales, comparado con los 1,000 millones del presente año, con el objetivo de mitigar las posibles pérdidas de los agricultores. El contexto internacional, marcado por la falta de demanda de productos agrícolas y los elevados precios de los fertilizantes, agrava la situación y afectará las ganancias del sector.

En contraste, la asociación prevé que las exportaciones agropecuarias brasileñas alcancen los US$ 164,000 millones en 2023, un aumento del 3% respecto a 2022. Este incremento se atribuye al crecimiento de las compras de China y a una mala cosecha de soja en Argentina. A pesar de los desafíos internos, el sector busca compensar con oportunidades en el mercado internacional.